Sutil y franca historia de amor

Verónica Pagés
(0)
21 de octubre de 2017  

Aqueles Dois (Brasil)

Texto: Caio Fernando Abreu/ dirección: Cláudio Dias, Marcelo Souza e Silva, Odilon Esteves, Romulo Braga y Zé Walter Albinati/ intérpretes: Dias, Souza e Silva, Esteves y Guilherme Théo/ duración: 90 minutos/ teatro: San Martín/ funciones: hoy, a las 16 y a las 18.30/ Nuestra opinión: muy buena

Raúl y Saúl se conocen en su primer día de trabajo en un opaco ministerio de San Pablo. La rutina cambia de tono cuando descubren que les sale con total naturalidad escaparse dos minutos a tomar café a una salita mínima y conversar sobre cine, música, sus ex mujeres o la coincidencia de sus propios nombres. Todo alrededor sigue igual de opaco o amenazante, pero ellos ya no parecen notarlo.

La compañía Luna Lunera, de Belo Horizonte, pone en escena esta historia de amor casi imperceptible con una franqueza desbordante que va sacando de a poco a estos dos seres de una angustiosa soledad. Hay mucho humor, música, teatro (las referencia al propio texto, al autor y a sus indicaciones son constantes) y cuatro grandes actores que interpretan a Raúl y a Saúl. Se alternan, se complementan, se superponen, entran y salen, se van amalgamando. Es una secuencia sutil que va in crescendo y le aporta gran emotividad a la propuesta. El montaje y la disposición escénica son funcionales a la narración. La misma oficina es departamento, pensión, fiesta de cumpleaños. Los actores manipulan los elementos en medio de sus parlamentos, modifican las luces, ponen la música y hablan en castellano. Una delicada, entretenida y original propuesta.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.