Elecciones 2017: Por qué las donaciones de aportes bajos no funcionan en las campañas en la Argentina

Fuente: Archivo - Crédito: LA NACION
Especialistas consultados por LA NACION analizan por qué el fenómeno que tuvo su auge en la primera elección de Obama en EE.UU. no logra asentarse en el sistema argentino
Domitila Dellacha
(0)
21 de octubre de 2017  • 00:13

En 2008, Barack Obama se convirtió en el presidente de Estados Unidos y en el hombre que consiguió romper récords de recaudación gracias a las microdonaciones de ciudadanos. La práctica fue pionera en la materia y con ella candidatos norteamericanos como Bernie Sanders y Donald Trump siguieron a Obama por la misma línea. En la Argentina, a nueve años de aquel recuerdo exitoso, los partidos siguen encontrando dificultades para importar ese modelo.

La ley de financiamiento de partidos políticos en el país dispone de un sistema mixto que está basado en su mayoría por fondos públicos. Aunque el porcentaje y el origen de las donaciones privadas puede ser poco claro debido a una norma con ciertos vacíos. Según Cippec, el 90 % de los aportes privados a la campaña presidencial en 2015 se hicieron en efectivo, lo cual no solo fomenta que no se declaren fondos recibidos sino que puedan recibir aportes que la ley prohíbe y que se financien con dinero de actividades ilícitas.

El contexto nacional y mundial, el avance tecnológico y de los canales de comunicación obligaron a un cambio en el modelo de recaudación. En 2015, la ex presidenta Cristina Kirchner firmó un decreto reglamentario que introdujo un cambio clave en el sistema de financiamiento partidario en la Argentina: la incorporación de la tarjeta de crédito como medio de pago electrónico para efectuar aportes privados que, según la norma, "obliga a las entidades que las administran a informar a las agrupaciones sobre el origen del aporte y permitir la reversión del mismo si la agrupación beneficiaria los rechaza".

Si bien la noticia significó un paso adelante hacia la transparencia electoral, el apoyo político y partidario a la iniciativa no se sintió con la fuerza esperada en estos comicios legislativos y, según Cippec, no superó la inversión realizada para desarrollar el mecanismo. Hasta el momento, ninguno de los principales frentes ofrece al electorado hacer una donación con tarjeta de crédito a sus campañas desde sus respectivas plataformas web.

El motivo de los pequeños donantes [en EE.UU.] era un fuerte deseo de ser parte de una campaña que les dio inspiración. El resultado era un sentido de ser cuasi accionistas en un esfuerzo histórico
Samuel Issacharoff

“El hecho de que los partidos ni piensan ofrecer esta opción en sus plataformas web muestra una falta de imaginación y desarrollo de los capos políticos frente a las nuevas formas de establecer contacto con su base electoral”, dijo a LA NACION Samuel Issacharoff, especialista en Derecho constitucional y ex asesor financiero de las campañas de Barack Obama . Además, remarcó que “parece que hay un nivel de cinismo en la ciudadanía argentina que acepta revelaciones de transmisión de cifras elevadas de efectivo”.

Si bien los partidos no ofrecen la opción pagar con la tarjeta de crédito, sí continúan en busca de pequeñas donaciones, aunque con dificultades. “Los actores políticos identifican como obstáculos que dificultan el microfinanciamiento de los partidos en la Argentina a la ausencia de una cultura de donaciones; la reticencia de la ciudadanía a realizar transacciones por Internet; y a la falta de información clara respecto de la implementación y del uso de la nueva herramienta tanto al interior de los partidos, como entre los electores”, detalló Lara Goyburu, coordinadora del programa de Instituciones Políticas de Cippec, al referirse a los motivos por los cuales el modelo que resultó un éxito en Estados Unidos, principalmente a partir de la primera campaña para la presidencia de Barack Obama en 2008, no termina de asentarse en nuestro sistema de financiamiento electoral.

“El motivo de los pequeños donantes [en Estados Unidos] era un fuerte deseo de ser parte de una campaña que les dio inspiración. El resultado era un sentido de ser cuasi accionistas en un esfuerzo histórico. Esto puede ocurrir en cualquier país democrático en condiciones de una campaña inspiracional y un sistema electoral que lo permita”, explicó Issacharoff tras remarcar que las campañas del ex presidente estadounidense lograron recaudar unos US$ 200 millones a través de las microdonaciones, cerca del 25 % de lo recaudado en la campaña.

“[Donar a la campaña] significa contribuir con esa idea de país que uno quiere construir, empezar a construir o seguir construyendo”, dijo, en ese sentido, un joven que aportó con su tarjeta de crédito a la campaña de Cambiemos en 2015.

Desde $ 100 y en cuotas

El sitio de Cumplir para donaciones de 100 a 10.000 pesos
El sitio de Cumplir para donaciones de 100 a 10.000 pesos

Si bien el frente Cumplir de Florencio Randazzo creó un sitio para para hacer donaciones de 100 a 10.000 pesos y en cuotas, el fenómeno no llegó a instalarse para estas legislativas.

La diputada nacional Graciela Camaño, jefa de campaña de 1 País, dijo que en el frente liderado por Sergio Massa y Margarita Stolbizer evaluaron poner en práctica el uso de la tarjeta de crédito como método para realizar donaciones, pero no llegaron a concretarlo. A su vez, adjudicó el bajo nivel contributivo de los votantes a la campaña al voto obligatorio, pues, según la legisladora, “hay cierto poco compromiso en la Argentina, que está cada vez más en un proceso de destrucción la actividad partidaria”.

Guillermo Riera, uno de los hombres detrás de la comunicación de campaña de Cambiemos , opinó que todavía no hay cultura en general en los partidos”. “El uso de la tarjeta de crédito te acerca mucho más y te facilita mucho, pero todavía no está extendido. Es un cambio cultural que va a llevar tiempo. Hace algunos años era un chino donar a una campaña, ahora la verdad es que con esto se posibilita a la gente para hacerlo de otra manera", dijo. Riera también mencionó que el Pro trabajó en campañas digitales en las que se explicaba paso a paso el proceso. “La gente es desconfiada, no estaban seguras de que todo fuera real”, remarcó, al explicar otro punto por el cual las donaciones continúan sin ser exitosas. “No es un fracaso en el sentido en que avanzamos un montón en que esto se establezca (...) a mediano plazo esto va a ir permeando y mejorando, hoy la gente no se siente muy afín a los partidos”, agregó.

Por su parte, Guillermo Pistonesi, jefe de la campaña del Frente de Izquierda y de los Trabajadores (FIT) dijo a LA NACION que la opción del uso de la tarjeta de crédito como forma de pago en las contribuciones “no resultó” por “trabas”.

2015, un antecedente poco exitoso

La ley prohíbe aportes anónimos en general, sólo autoriza que las empresas donen para el financiamiento ordinario, pero no para la campaña. De esta manera, se establecen límites a las donaciones privadas de individuos y de empresas.

El uso de la tarjeta de crédito como herramienta en donaciones a campañas, que compite con los mecanismos tradicionales como el cheque, el efectivo o la transferencia bancaria, busca acercarse a un sistema más transparente. En los últimos comicios presidenciales, cuatro agrupaciones partidarias pusieron en funcionamiento sus propias plataformas en busca del microfinanciamiento online: Pro, UCR, Coalición Cívica-ARI y ECO.

Según reveló Cippec en un informe, durante el último período de campaña, los montos recaudados a través del nuevo sistema fueron limitados. “En ninguno de los casos los recursos obtenidos mediante las donaciones en línea parecen haber superado la inversión realizada para desarrollar el mecanismo y publicitar, un factor determinante para el volumen de donaciones que se puedan atraer mediante estas tecnologías”, determina el organismo no gubernamental. Sin embargo, los referentes de la política argentina destacan el potencial que se podría alcanzar a futuro.

  • Plataforma Pro

El único partido político que tiene habilitada una plataforma de donaciones online que funciona los 365 días del año es el Pro . La página web del frente liderado por el presidente Mauricio Macri permite realizar aportes al partido a partir un monto mínimo de $ 300. Los aportes pueden hacerse en una única instancia o en forma periódica y mensual. Las únicas tarjetas habilitadas son las de Visa. Para fomentar la transparencia, la identidad del donante es corroborada por el partido y certificada mediante la firma Veraz. A través de cuatro preguntas al donante, el sistema cruza información y corrobora la identidad. Las donaciones procesadas por el sistema quedan sujetas a la aprobación del partido.

  • Plataforma Elisa Carrió-CCARI

El partido de la diputada nacional Elisa Carrió fue impulsor en la materia. Durante la campaña de 2013, el equipo de la actual aliada de Cambiemos presentó la primera plataforma para recaudar fondos para una campaña electoral con la tarjeta de crédito como herramienta. No obstante, tuvo un gran impedimento: como el método no estaba legislado, no se podía exigir a las entidades bancarias proveer los datos de usuarios. Recién en 2015, gracias al decreto 776/2015, pudo confirmar la identidad de los donantes.

Durante los últimos comicios presidenciales, la plataforma del CC-ARI no permitía tarjetas de créditos internacionales ni corporativos. Dentro de los datos solicitados para hacer una donación estaban el nombre y apellido del donante y su número telefónico.

  • Plataforma Ernesto Sanz-UCR

La plataforma del ex candidato permitía realizar donaciones de montos fijos entre 100 y 1000 pesos. Para efectuar el aporte, era necesario registrar un correo electrónico, CUIL/CUIT, número de celular y código postal.

  • Plataforma Lousteau-ECO

La plataforma diseñada por el equipo de campaña de Martín Lousteau se trató de un portal diseñado exclusivamente para el financiamiento de campañas electorales.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.