Suscriptor digital

La suba de tasa comenzó a derramar y reacomodó al mercado

Se trasladó a los otros tipos de interés e hizo caer acciones y bonos
Javier Blanco
(0)
26 de octubre de 2017  

La suba de un punto y medio que el Banco Central (BCRA) aplicó a la tasa de referencia de la economía, al elevarla del 26,25 al 27,75% anual, en un intento de acotar el impacto que el aumento en los combustibles pueda tener sobre el resto de los precios, comenzó a derramar ayer sobre el resto de las tasas que se operan en la plaza local e impulsó tomas de ganancias con bonos de la deuda y acciones, dado que algunos inversores vieron la posibilidad de asegurar las ganancias obtenidas (cotizaban en máximos) y reorganizar sus carteras.

Los operadores coincidieron en describir que el fuerte aumento dispuesto por el ente monetario estuvo detrás del salto de 125 puntos que tuvo en promedio el costo del call interbancario, que avanzó de 25,25 a 26,50% para operaciones a un día.

También causó el avance de 80 puntos promedio en el tramo corto de la curva de rendimientos de las Lebac, y de 60 puntos promedio en el largo (sobre el que suele realizar intervenciones el propio BCRA), que quedó variando del 27,50 al 28% anual, según los plazos. Y motivó el ajuste promedio del 0,45% con que cerró la Bolsa porteña y la baja de hasta 1,3% que se anotaron los bonos en dólares más largos, como el Par.

"No hay duda de que la decisión del BCRA reacomodó todo el mercado. Fue la primera reacción", observó Nicolás Chieza, de Balanz Capital. "La baja de los bonos tuvo su origen en la suba y la perspectiva de que la tasa se sostenga alta por más tiempo", consideró Pablo Besmedrisnik, de la consultora Invenómica.

"Hoy no vemos activos en pesos que compitan con la Lebac en niveles de 27,5%", apuntaron en la banca de inversión Puente. "Esto confirma que las tasas de las Lebac se van a mantener en el corto plazo. No las vemos bajando antes de fin de año", coincidió Augusto Posleman, de Portfolio Personal. "El problema es que esto desafía la reactivación y puede acentuar el atraso cambiario. De ahí que el reclamo de avanzar con las reformas sea cada vez más fuerte entre los empresarios", observó el analista Gustavo Ber.

No decae el furor por las Letes

El Gobierno refinanció en su totalidad un vencimiento de deuda contraído mediante la venta de Letras del Tesoro (Letes) por US$ 800 millones, colocando dos nuevas emisiones por igual monto a vencer en 209 y 364 días, por las que pagará un interés de 2,82 y 3,1% anual. Lo hizo sin problemas, ya que la demanda entonada, como quedó a la vista por las 4071 ofertas de compra recibidas por un total de US$ 3357 millones (más de cuatro veces el monto que buscaba colocar). Es una buena señal, dado que el Gobierno enfrenta vencimientos de este tipo por 1553 y 2480 millones de dólares en los próximos dos meses.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?