Franz Ferdinand, Royal Blood y The Prodigy tocan en el festival BIME de Bilbao

Alex Kapranos, de Franz Ferdinand
Alex Kapranos, de Franz Ferdinand
La banda de Alex Kapranos sale de gira, ya tiene un nuevo tema y anuncia disco para febrero; Royal Blood es uno de los grupos imperdibles del próximo Lollapalooza de Argentina
Humphrey Inzillo
(0)
26 de octubre de 2017  • 11:40

BILBAO. –A partir de este jueves, la pujante ciudad de Bilbao, una de las principales del País Vasco, experimentará una verdadera invasión musical. Porque comienza una nueva edición de BIME, un festival que más allá de un cartel verdaderamente atractivo, que incluye entre sus principales figuras a The Prodigy, Royal Blood, Metronomy y Franz Ferdinand, entre muchos otros, también abarca otros aspectos del negocio musical. BIME Pro, por ejemplo, es un mercado musical que, durante tres jornadas, propone encuentros profesionales que convocan a unas 1800 personas procedentes de unos 20 países. BIME Pro se propone ser el principal lugar de encuentro de ejecutivos europeos y de América latina; explorar nuevas ideas y formas de colaborar entre la música y la tecnología para descubrir nuevas oportunidades de negocio, y ser el principal lugar de encuentro de los festivales del sur de Europa. Este año, BIME reunirá a representantes de más de 200 festivales españoles.

Pero la programación trasciende a la sede principal del festival, y en el marco de BIME City habrá una serie de conciertos esparcidos por la ciudad, entre los que se destacan los de varios artistas latinoamericanos, como Kanakú y el tigre (Perú), Mina (Ecuador), Mitú (Colombia) y AJ Davila (Puerto Rico).

“El criterio de esta edición es de ofrecer una programación diversa que pueda gustar al público más masivo con artistas muy reconocidos como The Prodigy, Franz Ferdinand, Metronomy, Royal Blood y Orbital, a un público que busque propuestas artísticas más tranquilas que se puedan disfrutar sentadas en el teatro y al público más aficionado a la música electrónica“, explica Christophe Cassan, director del festival. “Para este último, el espacio Gaua, con un sonido especialmente diseñado para la electrónica, acogerá a artistas como Jackmaster o Joy Orbison. El equipo de BIME Pro trabaja todo el año en desarrollar el evento; y el equipo de contratación de los grupos de BIME Live trabaja con casi un año de antelación para conseguir el mejor cartel musical. Después, una vez hayamos celebrado nuestros festivales de verano, se van sumando los demás departamentos.”

–¿Cuán importante es para el BIME la relación con América latina? ¿Está entre los objetivos del festival lograr una edición al otro lado del Atlántico?

–La relación con América latina es uno de los principales objetivos para BIME. Son pocos los eventos donde las empresas europeas y latinoamericanas pueden conocerse, intercambiar información, música, contactos. Y, por cercanía cultural nos parecía importante que BIME fuera un espacio para ayudar la presencia de artistas de América latina en Europa y viceversa. Aún es pronto para plantear una edición al otro lado del Atlántico; además ya existen mercados profesionales muy interesantes en numerosos países latinoamericanos. Estos mercados son ya grandes citas para la industria y antes de desplazar BIME tendremos que estudiar el interés que puede representar para los profesionales.

–Una sección destacable de la programación de este año es la referida a las startups. ¿Cuáles son las expectativas alrededor de este emprendimiento? Casi podríamos pensar en el Bime como una plataforma para otras plataformas, ¿verdad?

–BIME Startup Summit es un evento que lleva cuatro años creciendo, con algunas “success stories”, y seguimos apostando por encontrar proyectos creativos de primer nivel y juntando a más de 80 fondos de inversión y business angels. Nuestro objetivo es dar a estas startups la oportunidad de encontrar financiación en España y Europa. Este año presentaremos startups de Chile, Francia, Holanda, Dinamarca y de Argentina. Esperamos que Brandtrack, de Buenos Aires, tenga mucho éxito. Esta startup musicaliza la experiencia de compra para aumentar las ventas dentro de establecimientos comerciales, y ansiamos que le llame la atención a los fondos de inversión presentes.

–¿Cómo medirías el el impacto del festival en la ciudad?

–El impacto del festival ha sido valorado en 3,8 millones de euros. Aunque el público de BIME Live sea principalmente de Bizkaia, la audiencia nacional es cada año más importante y las plazas hoteleras desaparecen rápidamente.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.