Hernán Lacunza: "La reforma impositiva redistribuye a favor de los que tienen menos"

El ministro de Economía de Buenos Aires defendió el proyecto; con él, espera que crezca la actividad y se creen 70.000 empleos por la baja de los ingresos brutos
María José Lucesole
(0)
28 de octubre de 2017  

Fuente: Archivo - Crédito: Fabián Marelli

LA PLATA.- El ministro de Economía de la provincia de Buenos Aires, Hernán Lacunza , regresó hace 48 horas de Washington. Viajó con legisladores de la oposición a visitar la sede del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y el Instituto de Finanzas Internacionales con el fin de explorar alternativas de financiamiento para el plan de infraestructura. El año próximo, la gobernadora María Eugenia Vidal aspira a colocar deuda por unos 59.000 millones de pesos. La idea es mostrar una política de Estado frente a los organismos internacionales y los inversores.

Lacunza no paró un minuto desde que llegó desde Estados Unidos. En las últimas horas, el Poder Ejecutivo envió a la Legislatura el presupuesto 2018, la ley impositiva y la ley de responsabilidad fiscal.

La ley impositiva prevé una reforma fiscal importante: bajará tributos a los ingresos brutos y sellos -con un costo de 10.000 millones de pesos para las arcas del Estado-, en tanto que subirá el inmobiliario urbano y rural, mediante la actualización del valor fiscal de las partidas. Esta última medida permitirá recuperar unos $ 4000 millones al fisco.

El impuesto inmobiliario tendrá una suba promedio del 56%. El inmobiliario rural, un 50%. Los campos de hasta 50 hectáreas quedarán eximidos y también la segunda cuota de los que sufrieron inundaciones, como las este año.

-¿Cuál es el fin de la reforma fiscal?

-Es una reforma progresiva. Redistribuye a favor de los que tienen menos recursos. El impuesto inmobiliario no afecta a los que menos tienen. En cambio sí lo hacen otros que son nocivos, como Ingresos Brutos. Este impuesto lo pagan todos. Es una reforma más equitativa en lo que hace a la distribución del ingreso. Muchas veces a los políticos les cuesta tocar el inmobiliario, que es el impuesto más visible, pero también el menos distorsivo. No afecta las decisiones de consumo, ahorro e inversión, en cambio, tocan otros impuestos invisibles, más perversos para la generación de empleo, como Ingresos Brutos. Es un reforma más equitativa desde el punto de vista del ingreso.

-¿Cuánto espera que crezca la actividad de la provincia con la baja de Ingresos Brutos?

-Nosotros en el presupuesto tenemos una estimación de crecimiento del 3,5 por ciento. Obviamente, al bajar los costos de producción, la producción y el empleo pueden ser superiores.

-¿Cuánto puede ser el impacto en el empleo?

-Puede ser de 70.000 empleos directos y 40.000 empleos indirectos. Esto calculado con la matriz insumo producto.

-¿Por qué se hace este revalúo ahora?

-Estamos trabajando con valuaciones fiscales de 2005. Es un sinceramiento de una realidad. El valor de mercado estaba muy alejado del fiscal. Lo más sano es valuar las cosas en su verdadero nivel y bajamos las alícuotas. Hay que poner el valor más cercano al mercado. Si no es una ficción. Hace 12 años que no se toca este impuesto, mientras que el automotor aumenta en forma anual.

Son 205.000 partidas alcanzadas por el impuesto inmobiliario rural. El aumento promedio mensual por hectárea es de 6,25 pesos. Hoy se paga 150 pesos por año por hectárea y eso va a pasar a ser 225 pesos anuales por hectárea. Equivalente a 75 pesos por hectárea por año.

-¿La suba en el inmobiliario va a ser escalonada?

-Sí. La mitad de las viviendas de la provincia va a recibir un aumento máximo que va a ser de 41 pesos por mes. Un cuarto de los contribuyentes de mayor poder adquisitivo va a recibir subas de hasta 98 pesos por mes. Y los que tienen propiedades de mayor valuación van a recibir subas de hasta $ 400 por mes.

-¿Cuánto se reduce Ingresos Brutos?

-Para los grandes contribuyentes industriales se reduce la alícuota del 1,75 al 1,50 por ciento, alcanzando a 3900 grandes empresas. En caso de pequeños contribuyentes se eleva el monto máximo de facturación de 1,3 a 2 millones anuales. Beneficia a 15.000 comerciantes.

Reacciones en el campo por el Inmobiliario

  • Matías de Velazco, presidente de Carbap, criticó la suba promedio del 50% para el Inmobiliario Rural. "A priori es una mala noticia; es una barbaridad, no acompaña a la inflación", dijo.
  • Abel Guerrieri, secretario de la Sociedad Rural Argentina (SRA) e integrante de la Mesa Agropecuaria bonaerense, calificó de "positiva" una reducción de Ingresos Brutos y Sellos. En tanto, sobre el Inmobiliario Rural, indicó: "Observamos con preocupación que es el doble de la inflación estimada para este año y más de cuatro veces la inflación proyectada por el Banco Central para 2018".

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.