Bailando por un sueño 2017: la noche en la que Viciconte brilló más que Vigna

Y conocé la historia de Maxi, el niño al que Marcelo Tinelli se comprometió a ayudar

28 de octubre de 2017  • 00:10

La noche del viernes en el Bailando por un sueño presentó una conmovedora historia. Antes que comenzaran las parejas, Marcelo Tinelli aprovechó el comienzo de su programa para presentar la dura historia de Maxi, un niño de seis años que luego de un incendio sufrió severas lesiones en su cuerpo. El sueño del pequeño era conocer a Marcelo, y el conductor no dudó en traerlo a él y a su familia desde Salta, para que todos presencien el Bailando por un sueño. Visiblemente conmovido, Marcelo abrazó al pequeño y lo llevó a upa hasta un sillón ubicado a un costado de la pista.

Luego comenzó el baile y los primeros en presentarse fueron Tyago Griffo y Barby Silenzi. El hijo de Gladys "la bomba" tucumana contó que su mamá se dobló el tobillo, y consideró que los responsables son esas personas que le tiran mala energía. Luego el joven y la bailarina se metieron de lleno en un número del que salieron bien parados. Ángel de Brito confesó que para este ritmo “no esperaba nada de Santiago, pero me sorprendiste”, y resaltó que la coreo le gustó (6). Carolina “Pampita” Ardohain elogió a Tyago por su crecimiento y festejó la performance de la pareja (8). Moria Casán también elogió la “pisada escénica” de Griffo y aplaudió la buena onda de él y de Silenzi (voto secreto). Por último, Marcelo Polino coincidió en que vio un progreso notable en el hijo de la Bomba, y agregó que la ausencia de su madre lo ayudó a bailar mejor (6).

En segundo lugar se presentaron Flor Vigna y Agustín Casanova , que en su previa confirmaron que pronto formarán parte de una nueva tira de Pol-Ka. Tinelli, muy rápidamente, agregó que ellos no son como otros que "los contratan de Pol-ka y se rajan”, en clara alusión a la reciente partida de Gastón Soffritti. En la devolución del número, Ángel fue directo y expresó “felicitaciones, me gustó mucho”, y destacó que la pareja está “por arriba del nivel promedio” (8). Pampita también dijo “me encantó”, y resaltó que el baile de Flor fue “un fuego” (9). Moria notó algunas fallas y les aconsejó empatar las alturas porque la diferencia juega en contra, pero sin embargo resaltó que la dupla brindó show (voto secreto). Polino por su parte expresó “muy lindo lo que hicieron”, pero coincidió en que deben hacer algo con el tema de la altura porque la diferencia queda poco estética (7).

El tercer baile de la noche fue a cargo de Mica Viciconte y Jorge Moliniers, que lograron uno de los mejores puntajes del ritmo. Una vez finalizado el número, Ángel felicitó a Mica por su performance y le dijo que otras parejas que llevan todo el año no aprendieron lo que ella logró en cuatro galas (10). Pampita expresó que “Mica le va agarrando el gustito a lo de bailar” (9), mientras que Moria coincidió en los elogios para con Viciconte y comentó: “Me gustó, no me mató” (voto secreto). Por último, Marcelo Polino también elogió a la pareja (7).

Casi sobre el final de la noche, llegó una cuarta pareja de baile: Jey Mammon y Laura Oliva. Los dos hicieron un muy buen rock de salón, pero todo quedó empacado por un error final en el que Jey soltó a su compañera. Ángel lo felicitó por su desempeño pero lamentó el accidentado truco final (0). Pampita opinó: "Jey está bailando muchísimo, te vimos crecer en esta pista” y felicitó especialmente a Laura (8). Moria destacó la armonía de la pareja y que Jey comenzó a tener “estilo en el baile” (voto secreto), y en el cierre, Polino se rió diciendo que lo único auténtico "fue la caída" (4).