Suscriptor digital

Miguel Acevedo: "No creo que vayamos a una reforma a la brasileña

El titular de la UIA espera que las medidas que anunciará Macri tengan "profundidad"
Agustina López
(0)
29 de octubre de 2017  

Miguel Acevedo es cauto a la hora de hablar de las reformas. Como titular de la Unión Industrial Argentina (UIA) considera que los costos que generan los juicios laborales son "prohibitivos" y que hay que discutir los convenios de trabajo porque, sólo así, dice, se mejorará la productividad. Si bien es optimista con los anuncios que hará mañana el Presidente, cree que es clave la profundidad que alcanzarán éstos.

En diálogo con LA NACION, afirmó que no coincide del todo con el plan de reconversión al que se está empujando a algunos sectores menos productivos. Y advierte: "Hay industrias en el interior que, si se caen, la gente que trabaja allí va a terminar en el empleo público". Consideró necesaria una negociación que incluya a los sindicatos y no cree que se venga "una reforma a la brasileña".

-¿Qué pasará mañana?

-Como ya se anticipó, vamos a tener anuncios, hay que ver cuán profundo es lo que va a anunciar el Presidente. El Gobierno tiene hoy una oportunidad muy buena de hacer cambios, después de haber ganado las elecciones. Creo que se vienen anuncios positivos.

-¿Cuál es hoy la situación de la industria?

-Está creciendo. Por supuesto es heterogéneo: algunos sectores no han alcanzado el crecimiento todavía. Algo muy importante es que empezó a moverse el consumo, que era lo que faltaba, y eso nos vuelve optimistas porque pensamos que es una tendencia. Todavía está la lucha contra la inflación, que sube en algunos meses y baja en otros.

-¿Cuáles son las reformas más necesarias?

-En la UIA hemos insistido mucho en la reforma impositiva, principalmente por el costo argentino que tiene producir. También hay que bajar los costos laborales. Tenemos un costo de ART por los juicios que es prohibitivo para las pymes. Sin embargo, no creo que la Argentina vaya a una reforma a la brasileña porque la situación del país y la ley son distintas. También creo que podemos bajar los costos laborales pero sin afectar a los empleados.

-¿Una baja en los costos repercutirá beneficiosamente sobre el trabajador o sólo favorecerá a los empresarios?

-Hace cinco meses que sube la productividad, pero esto no repercute en las cifras de empleo y es por el temor al costo laboral que no es salarial, sino por el tema de las ART, conflicto y todo lo demás. Si bajan los costos habrá mayor productividad. Además, al empresario le conviene tener sueldos altos y no tener inflación. Acá no hay una pelea por mejorar costos laborales.

-Se habló mucho de la flexibilización de convenios. Si esto ocurre, ¿qué rol pasarían a ocupar los sindicatos?

-El Gobierno se tendrá que sentar a negociar. Me parece que van a seguir con la negociación por sectores, como en el petróleo. Creo que los gremios se van a ir modernizando, pero van a seguir insistiendo y debe ser así. Nosotros también estamos obligados a modernizarnos.

-El Gobierno apuesta a la reconversión de sectores que en este momento no son tan eficientes. ¿Usted está de acuerdo o considera que es mejor subsidiarlos para mantenerlos?

-Picante la pregunta... Me parece que hay sectores a los que se les tienen muchos preconceptos, pero que tienen un potencial de crecimiento muy fuerte, como calzado, que puertas adentro en las fábricas cuentan con maquinaria muy moderna. El problema en la Argentina está en los costos, los impuestos y la logística. Hay industrias en el interior que si se caen, la gente que trabaja allí va a terminar en el empleo público o mudándose al conurbano, y eso no es bueno.

-Calzado es uno de los rubros en los que no parece haber intención de salvar...

-Yo no creo que el Gobierno esté dejando caer al calzado, pero sí que está sujeto a una competencia por la importación y el tema impositivo.

-¿Habría que limitar algunas importaciones?

-No se puede tapar el sol con el dedo. La importación es un tema de competitividad. Además, muchas de las empresas importan maquinaria o materias primas. Cuando hablamos de importación de consumo, ahí sí hay que tener cuidado con países que te están importando subsidio laboral; ésa es la importación terriblemente dañina.

-¿Se pueden llevar adelante estas reformas?

-Yo creo que sí, que la mayoría sí. Hasta ahora se está haciendo en varios sectores. Pero no es solamente una negociación salarial, hay que hablar de toda la cadena.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?