Nunca más

(0)
31 de octubre de 2017  

Cientos de miles de catalanes demostraron el domingo lo cómodos que se sienten en el marco constitucional español y, sobre todo, que no están dispuestos a regalarles la hegemonía de la calle a los secesionistas. Sin estructura, financiación ni apoyos institucionales, Sociedad Civil ha demolido el mito independentista de que el pueblo catalán aspira a la ruptura.

Ya no se podrá nunca más usurpar como se ha hecho hasta ahora el nombre de Cataluña. Cataluña ha demostrado en esta difícil tesitura que su sociedad es mucho más plural de lo que el bloque independentista se empeña en mostrar. Plural y solidaria con su país, España, al que siempre ha enriquecido con su carácter emprendedor, su lengua, su cultura y su sensatez. Que frente al "España nos roba" hay otra Cataluña, mayoritaria, dispuesta a airear sin complejos su españolidad y su adhesión a la Constitución. La derrota del secesionismo puede preludiar la que le pueden infligir las urnas el 21 de diciembre. Es un momento decisivo. Es la hora de regresar a la política de verdad, a esa que se atiene a la ley y no ahoga al disidente, a la que atiende los intereses de los ciudadanos en vez de organizar demostraciones de fuerza en la calle.

El País España

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.