En el Senado confían en que se puede acelerar la futura designación

Deberá superar las negociaciones y las audiencias que se realizarán en la Cámara alta
Gustavo Ybarra
(0)
31 de octubre de 2017  

Mauricio Macri
Mauricio Macri Fuente: Archivo - Crédito: Silvana Colombo / LA NACION

El oficialismo confía que el Senado podría designar antes de fin de año al reemplazante de Alejandra Gils Carbó al frente de los fiscales, y evitar de esa manera que el cargo quede vacante una vez que se haga operativa la renuncia de la procuradora, el 31 de diciembre próximo.

Fuentes de Cambiemos revelaron que la designación del nuevo procurador general formará parte de un paquete que incluiría el tratamiento en paralelo de una nueva ley orgánica del Ministerio Público Fiscal.

La velocidad del proceso dependerá, en gran parte, del tiempo que se tome Mauricio Macri para enviar al Senado el nombre del sucesor de Gils Carbó . Esto es así porque la ley orgánica del Ministerio Público Fiscal no establece plazos taxativos. Los únicos requisitos exigidos son la aprobación del pliego por el Senado con el voto de los dos tercios de los presentes, ser abogado con al menos 8 años de ejercicio de la profesión y tener la edad mínima, 30 años.

En este escenario, el consenso político que reúna el nombre del postulante será clave para agilizar los tiempos, sobre todo en una Cámara en la que Cambiemos necesita del voto de la oposición para poder alcanzar una mayoría agravada de dos tercios. Una vez enviado el pliego por el Poder Ejecutivo, el postulante deberá someterse al proceso de audiencia pública en la Comisión de Acuerdos contemplado en el Reglamento del Senado, el mismo que se usa para la designación de magistrados de tribunales inferiores y jueces de la Corte y para el Ministerio Público de la Defensa. Cumplimentado este paso, la Comisión de Acuerdos tendrá tres días para analizar las presentaciones y correr traslado de aquellas que haya considerado adecuadas. El candidato, por su parte, tendrá otros tres días para responder las impugnaciones y aportar las pruebas que considere necesarias. Tomando en cuenta este cronograma, la audiencia pública, en la que podrán participar todos los senadores, no podrá convocarse antes de los 25 días de ingresado el pliego del Poder Ejecutivo en la Cámara alta. La última vez que el Senado designó a un procurador fue en 2012, cuando Cristina Kirchner se vio obligada a cubrir la vacante dejada por Esteban Righi tras su renuncia por las denuncias de tráfico de influencias que le endilgó el vicepresidente Amado Boudou como parte de su defensa en el escándalo por la venta de la imprenta Ciccone, En aquella oportunidad, Gils Carbó terminó consiguiendo un amplio acuerdo del Senado. Sin embargo, no había sido la primera opción.

El primer elegido por Cristina Kirchner fue Daniel Reposo , quien fracasó en su intento al protagonizar un fiasco en su intento por responder a las preguntas en la audiencia pública.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.