Bailando por un sueño 2017: Flor Vigna y Agustín Casanova protagonizaron una feroz pelea con el jurado

Ante rumores de romance, la pareja de baile explotó
(0)
4 de noviembre de 2017  • 00:08

Fue una noche muy atípica en el Bailando por un sueño , porque dos de las mejores parejas se llevaron un puntaje para el olvido, mientras que una nueva integrante logró una gran devolución.

Los encargados de abrir la noche fueron Federico Bal y Laurita Fernández , que hablaron sobre la llegada de una temporada de verano que los encontrará en distintas ciudades. Fede, que todavía expía culpas por los rumores de infidelidad que lo siguieron a comienzos de este año, se puso algo meloso y le dijo a su pareja: "Estoy muy enamorado de vos, y si me equivoqué fui un boludo”. Ella se rió, pero no mostró demasiada confianza ante esas palabras. Luego ambos se metieron de lleno en el baile, que terminó con una caída inesperada. En la devolución Ángel de Brito dijo que “venían espectacular” y le comentó a Laurita que no se enojara por la caída, y que se “permitiera fallar” (voto secreto). Carolina “Pampita” Ardohain consideró que el número estuvo bien a pesar de algunas desprolijidades (6). Moria Casán expresó francamente que “no le gustó”, y agregó que “Laurita está rara (…) hubo varias suciedades antes de los trucos” (5). Marcelo Polino, por su parte, dijo que “venían divinos, pero fue un disgusto” (0).

Luego llegó el turno de Flor Vigna y Agustín Casanova , que protagonizaron una previa poco iluminada cuando ella se quebró al aire frente a la pregunta de Marcelo Tinelli sobre si estaba bien con su pareja. Superado ese momento, ambos se dispusieron a bailar pero no lograron ensamblar un tango que gustara. Rápidamente y antes de darles el puntaje, Ángel les preguntó a ambos si pasaba algo entre ellos, y mientras Agustín respondía de manera ambigua “podés creer lo que quieras creer”, Vigna fue más tajante y contestó que no estaban “ni cerca” de estar juntos. Yendo al puntaje propiamente dicho, De Brito dijo que a ambos les faltó “presencia escénica para ese ritmo” (voto secreto). Pampita consideró que en el tango “no vi la pareja que vi en otras ocasiones” (6). Moria opinó simplemente: “Es tan feo lo que acabo de ver”, y remató de forma lapidaria: “Qué poco respeto por el show (…) horrible lo que vi” (5). Para cerrar, Polino expresó que desde que se fue Pedro Alfonso, Vigna no mantuvo su piso de calidad, mientras que a Agustín lo vio “medio enredado” (0).

Todo parecía terminar, pero en ese momento Agustín tomó el micrófono y disparó contra la prensa amarilla asegurando que ellos cultivan dudas que generan energía negativa, y apuntó contra De Brito para decirle: "Terminás afectado nuestra vida personal en serio (...) siento que lo hacés por pura maldad”. Ángel con mucha tranquilidad le respondió: "Algo te falla”.

La discusión entre ambos siguió, y luego se sumó Moría Casán que comenzó a atacar a Vigna por decirle que solo quiere cámara, y ahí Flor respondió intentando desmentir a la diva. Finalmente Marcelo Tinelli cerró la pelea, les recomendó cambiar la energía y no poner tanto la culpa en el otro.

La última pareja en presentarse fue la de Mica Viciconte y Jorge Moliniers. La bailarina, que conoce a Vigna desde hace tiempo, comentó que ella “cuando se enoja saca la hilacha”. Luego de un tango muy redondo, Ángel opinó que la evolución de Mica fue enorme y que su baile fue “lo mejor de la noche” (voto secreto). Pampita expresó que Viciconte “absorbe técnica en tiempo récord” (7). Moria por su parte le dijo a Mica que rompieron “con una energía fatal” que estaba en el piso, y los felicitó por haber mostrado “seducción y respeto por el show” (9). Por último Polino dijo que Mica le gusta más "hablando que bailando", y consideró que el número fue "un tango arrastrado" (5).

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.