De compañeros kirchneristas a enemigos íntimos: un reguero de insultos y denuncias tras la salida del poder

De Vido cruzó a Cristina desde la cárcel
De Vido cruzó a Cristina desde la cárcel Fuente: AFP - Crédito: Juan Mabromata
Las derrotas electorales frente a Cambiemos y la ola de detenciones generó cruces de la ex presidenta y su entorno con ex funcionarios
Matías Moreno
(0)
7 de noviembre de 2017  • 14:10

Compartieron reuniones, videoconferencias y actos en la Casa Rosada. Aplaudieron juntos los anuncios de la “presidenta de los 40 millones de argentinos” y defendieron a ultranza las medidas del gobierno durante doce años. Fueron “compañeros” bajo el calor del poder.

La derrota frente a Mauricio Macri en las elecciones presidenciales de 2015 provocó un cimbronazo en la estructura política del kirchnerismo. Encendió la interna peronista, generó pases de factura y dividió las aguas. Los cruces se agravaron en octubre pasado con la ola amarilla que inundó las urnas y la batería de detenciones de integrantes de peso del gobierno anterior que ordenaron los jueces federales que habitan los tribunales de Comodoro Py, siempre atentos a los cambios de clima político. Así florecieron las cartas con las denuncias de traición, las amenazas y los agravios.

Cristina vs. “la bandita” de Pichetto, Bossio y Urtubey

El reposicionamiento del PJ ante el triunfo de Cambiemos fue el disparador. Con la llegada de Macri a la Casa Rosada, un grupo de dirigentes peronistas que había obedecido fielmente a las órdenes de Cristina Kirchner mientras estuvo en el poder, tomó distancia de la ex presidenta. La disputa por liderar la renovación del peronismo y la brecha entre la postura dialoguista y la “resistencia” ante el gobierno de Cambiemos generó fuertes cruces.

Diego Bossio, blanco de las críticas de La Cámpora
Diego Bossio, blanco de las críticas de La Cámpora Fuente: Archivo

Un mes antes de que se votara el acuerdo de la administración de Macri con los holdouts se produjo la fractura del bloque del Frente para la Victoria en la Cámara de Diputados. La división fue impulsada por el diputado Diego Bossio , ex jefe de la Anses durante el gobierno de Cristina Kirchner. Bossio se alineó con Miguel Ángel Pichetto , el histórico presidente de la bancada kirchnerista en el Senado, y el gobernador de Salta, Juan Manuel Urtubey , uno de los primeros dirigentes que intentó despegarse de la ex mandataria.

La decisión de Bossio provocó una furiosa reacción de los integrantes de La Cámpora. Durante una maratónica sesión del año pasado, la diputada Mayra Mendoza, referente de la agrupación que fundó Máximo Kirchner , trató de traidor al ex jefe de la Anses por haber abandonado la bancada del FPV. El ex funcionario respondió a los gritos desde su butaca: les dijo de “hipócritas” y los acusó de haber sido “los padres de la derrota” electoral de 2015.

Urtubey y Pichetto también fueron blanco de las críticas. En las escuchas telefónicas a la ex presidenta que se filtraron en marzo pasado, Cristina Kirchner califica de “bandita” a los integrantes del PJ que se alejaron del FPV y trata al senador de “traidor hijo de puta”. "Urtubey era un kirchnerista exaltado y se transformó de un día para el otro, pero él le tendrá que rendir cuentas a su gente", afirmó Oscar Parrilli , protagonista de las charlas con la ex mandataria.

Jorge Capitanich , intendente de la ciudad Resistencia, se sumó a la embestida contra la "bandita". Durante los últimos meses, el ex jefe de Gabinete aseguró que Pichetto era "el más oficialista del gobierno de Pro" y lo tildó de "xenófobo". Cuando Urtubey sostuvo que el cristinismo quería que a Macri le fuera "mal", Capitanich le respondió en una entrevista con la agencia Télam: "No se trata de obstaculizar al Gobierno ni traicionar; es la coherencia, estúpido".

Randazzo vs. Cristina

Randazzo y Cristina se enfrentaron por el armado electoral del PJ bonaerense
Randazzo y Cristina se enfrentaron por el armado electoral del PJ bonaerense Fuente: Archivo

Habían tenido un fuerte encontronazo antes de que Cristina Kirchner abandonara el sillón de Rivadavia. El entonces ministro del Interior y Transporte se enfureció cuando se enteró de que la ex presidenta había dispuesto que Carlos Zannini iba a ser el compañero de fórmula presidencial de Daniel Scioli . Dolido, Randazzo se bajó de la carrera hacia la Casa Rosada, rechazó postularse en la provincia de Buenos Aires y se fue a “su casa”, como había prometido, cuando la ex mandataria terminó su segundo mandato en diciembre de 2015.

Aquellas diferencias por la estrategia de 2015 se replicaron dos años después. En la previa de las legislativas, Cristina Kirchner y Randazzo protagonizaron la disputa por el armado del peronismo bonaerense. La ex jefa del Estado no quiso competir en las PASO contra su ex ministro con el argumento de que el PJ debía enfrentar unido al gobierno de Cambiemos para frenar el ajuste. “Sería una pérdida de tiempo que la jefa tenga que discutir las vanidades de sus empleados”, sostenían los aliados de Cristina. El ex funcionario insistía en que los candidatos debían definirse en las primarias y no “a dedo”. “No quieren hacer una autocrítica”, replicaban desde el randazzismo. Tras varias semanas de discusiones, negociaciones y tironeos, la ex presidenta decidió prescindir del sello del PJ y competir en las legislativas con el frente Unidad Ciudadana.

De Vido vs. Cristina y el bloque del FPV

Julio De Vido lanzó dardos filosos con sus cartas
Julio De Vido lanzó dardos filosos con sus cartas Fuente: Archivo - Crédito: Fabián Marelli / LA NACION

Desde las penumbras de la cárcel de Ezeiza, Julio De Vido lanzó dardos contra Cristina Kirchner y el bloque de diputados del Frente para la Victoria, que decidió no bajar al recinto cuando se debatió el desafuero del ex ministro de Planificación Federal.

Sin nombrarla, el ex funcionario escribió una carta en la que arremetió contra la ex presidenta por haber dicho en una entrevista radial que "no ponía las manos en el fuego" por él. “Días anteriores a mi arbitraria e ilegal detención ocurrió algo que tuvo una influencia en los medios y en el Congreso. Fue cuando alguien dijo, al ser consultado de mi gestión, que no ponía las manos en el fuego por nadie salvo por su entorno familiar; demasiado explícito", sostuvo De Vido.

Y continuó: "La confianza se da y se quita, la cosa es de a dos, como en el amor, pero su pérdida no incinera ningún miembro de su cuerpo. Nada se quema, sólo DESILUSIONA y a veces MUCHO".

De Vido no se olvidó de sus ex compañeros de bancada del FPV: los trató de "cobardes" e "hipócritas".

La postura del bloque del FPV ante el desafuero de De Vido generó enojos
La postura del bloque del FPV ante el desafuero de De Vido generó enojos Fuente: LA NACION - Crédito: Ricardo Pristupluk

De Vido vs. Gioja

En otra carta, el ex titular de la extinguida cartera de Planificación Federal cruzó al presidente del PJ, José Luis Gioja . Cuestionó al diputado por "guardar un prudente silencio" respecto de su "ilegal detención" y amenazó con llevarlo a la Justicia por las obras en San Juan.

"¿Sabe qué compañero? Es de ortiva, muy feo y contrario a las más caras tradiciones del peronismo lo que acabo de redactar", le dedicó De Vido al ex gobernador de San Juan.

Gioja le respondió con un tibio comunicado en Facebook. Remarcó que tenía “la conciencia tranquila” y pidió que se haga una auditoría de las obras que se realizaron en San Juan durante su gestión. “Los que impulsan las malas noticias en los diarios, funcionales al Gobierno actual, es porque les molesta que acá [por la provincia] se hicieron las cosas bien", subrayó.

D’Elía vs. Cristina

"Cristina no puede hacerse la pelotuda", dijo el ex dirigente piquetero
"Cristina no puede hacerse la pelotuda", dijo el ex dirigente piquetero Fuente: Archivo

Luis D’Elía cargó sus tintas contra Cristina Kirchner y su entorno porque lo excluyeron de las listas electorales y de los actos de cierre de campaña por considerarlo “piantavotos”. También le reclamó a la ex presidenta que hiciera una autocrítica por las derrotas del kirchnerismo en los comicios de 2013, 2015 y 2017.

La detención de Amado Boudou hizo estallar al ex dirigente piquetero contra la ex jefa del Estado. "Le pido a la conducción del kirchnerismo que no mire para otro lado. Cristina no puede hacerse la pelotuda. Hay que armar un comando táctico-estratégico para la resistencia, en todo el país”, reclamó D’Elía.

Aníbal Fernández vs. Máximo Kirchner

La postura del bloque de diputados del FPV ante el pedido de desafuero de De Vido también exasperó a Aníbal Fernández . El ex jefe de Gabinete repudió que la bancada kirchnerista se haya ausentado del recinto en el momento que se debatió el desafuero de De Vido. "Lo dejaron solo", expresó. Y lanzó un dardo contra el hijo de la ex presidenta: “Un periodista me dijo ayer que Máximo fue el que dijo que no había que bajar. Yo no lo creo. Si fuera así, no tiene una gota de sangre del padre", aseveró en una entrevista con el programa El Lobby, que se emite por Radio Con Vos. Y añadió: "Cómo va a permitir uno que a un compañero lo estén vilipendiando de la forma en la que lo estaban haciendo en la Cámara de Diputados y nadie salte a decir lo que tenga para decir en su sentido”.

Aníbal Fernández apuntó contra Máximo Kirchner
Aníbal Fernández apuntó contra Máximo Kirchner Fuente: Archivo

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.