La Justicia rechazó el pedido de probation de Gustavo Cordera y va a juicio por incitación a la violencia

Gustavo Cordera
Gustavo Cordera Fuente: Archivo
El músico había ofrecido hacer un taller sobre violencia de género y organizar dos recitales a beneficio
Gabriel Di Nicola
(0)
8 de noviembre de 2017  • 12:01

El juez Rodolfo Canicoba Corral rechazó el pedido de la defensa del músico Gustavo Cordera de hacer un taller sobre violencia de género y de organizar dos recitales a beneficio a cambio de suspender el juicio por "incitación a la violencia".

Así lo informaron a LA NACION calificadas fuentes judiciales. La decisión de rechazar el pedido de probation fue tomada hace pocos minutos por el magistrado. Si es encontrado culpable en un juicio oral y público, Cordera podría recibir una pena de tres a seis años de cárcel.

Fuentes judiciales explicaron que el juez tuvo en cuenta la jurisprudencia de la Corte Suprema donde se sostiene que en casos de violencia de género no es aplicable la probation.

"Entiendo que no puede dejarse de lado el criterio esbozado por la Corte Suprema de Justicia de la Nación para casos análogos al presente, como así tampoco las obligaciones que a nivel internacional ha asumido la República, cuyo cumplimiento estamos obligados quienes integramos el Poder Judicial", sostuvo el juez en su resolución, que fue publicada por el Centro de Información Judicial (CIJ).

Ayer, en los Tribunales de Comodoro Py, en Retiro, se hizo en un audiencia, donde la defensa del músico ofreció hacer un taller sobre violencia de género y organizar dos recitales a beneficio a cambio de la suspensión del juicio. El Ministerio Público, representado por el fiscal federal Ramiro González, había dado el visto bueno para la probation, pero habían indicado que los dos recitales a beneficio se debían organizarse en conjunto con el colectivo #Niunamenos. Y se había pensado que los dos recitales serían a beneficio de la ex Casa Cuna y del Hospital Garrahan y la entrada no tendría un valor económico, sino alimentos no perecederos.

La causa contra Cordera comenzó por una denuncia presentada por Instituto Nacional contra la Discriminación (Inadi) y el Instituto Nacional de las Mujeres después de que se conocieran unas declaraciones que Cordera hizo en la escuela taller Tea ante un grupo de estudiantes.

"Hay mujeres que necesitan, porque son histéricas, ser violadas, porque psicológicamente lo necesitan y porque tienen culpa y no quieren tener sexo libremente. Quieren jugar a eso. A mí no me gusta jugar a eso, pero hay gente a los que sí. Somos muy complejos los seres humanos", había dicho Cordera durante la charla hace más de un año.

La causa fue delegada en el fiscal federal González, que solicitó una serie de medidas de prueba y pidió la indagatoria del músico. Cordera fue procesado por el juez federal Canicoba Corral y la resolución fue firmada por la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Criminal y Correccional Federal porteña.

En su reciente resolución, el juez recordó que cuando dictó el procesamiento de Cordera, sostuvo que las manifestaciones del músico "posicionan a la mujer en una evidente desigualdad frente al sexo masculino, incitando a someterla a denigrantes situaciones de violencia y discriminación, en clara contraposición a la política de Estado que pregona nuestro país en resguardo de las mujeres".

Canicoba Corral agregó: "Entiendo que los hechos que se investigan en el presente encuadran dentro del concepto de violencia contra la mujer tal como se encuentra definido en nuestro sistema jurídico. Los dichos del procesado, por su tenor y características propias, constituyen una manifestación de la desigualdad existente entre hombres y mujeres y una incitación a la continuidad y profundización de prácticas violatorias de los derechos de ese último género.De tal manera, me encuentro en condiciones de afirmar que el presente es uncaso de violencia contra la mujer".

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios