Los Fabulosos Cadillacs, con paso matador en el Personal Fest 2017

Agustin Marcarian
1 de 7

La banda comandada por Vicentico y Sr. Flavio fue una de las principales atracciones de la segunda jornada del festival celebrado en el Club Ciudad de Buenos Aires

13 de noviembre de 2017  • 03:19

PJ Harvey, Fatboy Slim, Phoenix… En la segunda y última jornada del Personal Fest 2017 se esperaba que las visitas internacionales acapararen la atención de la mayoría del público tanto por sus respectivas, atractivas y disimiles propuestas como por la envergadura de sus nombres. Sin embargo, la festejada participación de Los Fabulosos Cadillacs dejó bien en alto la cuota local de una extensa y variada grilla en la que también dejaron su impronta Utopians, Bándalos Chinos y Francisca y Los Exploradores.

Ya bien entrada la noche, y con el flamante CD+DVD grabado en vivo en el Madison Square Garden de Nueva York bajo el brazo, el combo liderado por Vicentico y Flavio Cianciarullo brindó un concierto con la solvencia y la contundencia que dan tantos años de experiencia sobre el escenario. En un set cercano a los noventa minutos de duración, los Cadillacs realizaron un compacto repaso por sus más grandes éxitos, muchos de ellos en versiones remozadas con logrados arreglos y cambios de ritmo, sin dar respiro a una multitud que respondió a la propuesta bailando y cantando de principio a fin.

La introducción con “Cadillacs”, “Mi novia se cayó en un pozo ciego” en clave punk, “El aguijón” y “Demasiada presión” mostraron a una banda dando todo de sí con un Vicentico que irrumpió en escena cubriendo su cabeza y parte de su rostro con una capucha oscura digna de un Caballero Jedi.

“El fantasma” y “La tormenta”, por su parte, dieron cuenta de su más joven repertorio perteneciente al álbum La salvación de Solo y Juan aunque más allá de la antigüedad o no de los temas, el grupo luce rejuvenecido por las presencias estables de Florián Fernández Capello en guitarras y Astor Cianciarulo en batería y bajo, quienes, al margen de ser los hijos de Vicentico y Flavio respectivamente y de darle un toque familiar a la agrupación, aportan la frescura, la energía y el soplo rockero necesarios a una banda de trayectoria pero con deseos de seguir adelante. Ambos músicos se ensamblaron de manera tan natural a la estructura fabulosa que parecen haber formado parte de la misma desde hace décadas. Y, por otro lado, le otorgan más brillo aún a la base histórica completada por Fernando Ricciardi (batería), Sergio Rotman (saxo), Dany Lozano (trompeta) y Mario Siperman (teclados).

Tras el remanso de “Siguiendo la luna”, el tramo final del set fue en ascenso con “El león” y “Vasos vacíos” para culminar en el extásis total a través de “Mal bicho”, “Matador”, “El satánico Dr. Cadillac” y el coro futbolero de “Yo no me sentaría en tu mesa”. A modo de bonus, y mientras Phoenix se preparaba a salir a escena en el Escenario Principal, Flavio, sólo con su bajo, cerró el celebrado paso de los Cadillacs por el Club Ciudad con una versión instrumental del “Himno Nacional Argentino”.

De todos modos, la velada había comenzado en las primeras horas de una soleada tarde de domingo en los escenarios alternativos Indoor Fest y Domo 4G. Desde allí partieron variadas ofertas de pop, rock, electrónica, punk y demás ritmos de la mano de artistas como Chucky De Ipola, No Tan Santos, Altocamet, Callate Mark, Deborah de Corral y Daniela Spalla. También se destacó Duna, la banda que tuvo su momento de exposición durante los años ochenta y que, siempre liderada por Alejandro “Villa” Villanueva en guitarra y voz, volvió al ruedo con nuevo álbum, Claroscuro, y un perfil más rockero de temas de raíz pop como “Mente moderna”, “Calle abajo” y “Final Marruecos”.

Tras las denuncias de acoso sexual contra el guitarrista Gustavo Fiocchi que le valieron su desvinculación de Utopians, finalmente, y de manera sorpresiva, la líder y cantante Barbie Recanati junto al resto de sus compañeros tomó la triste decisión de ponerle punto final a la banda. Por eso, su paso por el Personal Fest significó el último show del grupo. Independientemente de la agridulce situación, el cuarteto salió a escena con una postura demoledora a base de punk y rock garagero que el público festejó con creces. Un epílogo, sin dudas, inesperado para una de las agrupaciones que más había crecido en estos últimos años.

Otros que pisaron fuerte en el festival y dejaron una imagen más que satisfactoria fueron los ascendentes Bándalos Chinos. El ajustado sexteto de Beccar, apoyado por una importante cantidad de fans en pleno ascenso, desgranó un pop rock con toques electrónicos y bases funk, dueño además de una elegancia y exquisitez melódicas que, por momentos, recuerda al Virus de los tiempos de Locura (1985). “Isla”, “Dije tu nombre”, “Nunca estuve acᔠy “Super V” fue lo más sobresaliente de un set corto pero efectivo y a la vez embriagador.

Por último, tanto Homeshake, el proyecto solista del músico canadiense y ex guitarrista de Mac DeMarco, Peter Sagar, como la agrupación cordobesa Francisca y Los Exploradores presentaron, aún con matices que van desde el indie pop, el R&B, el folk y un marcado costado experimental, un indisimulable gusto por sonidos lo-fi y la intención de colaborar con un poco de calma y envolventes melodías entre tanta estridencia festivalera.

TEMAS EN ESTA NOTA