Suscriptor digital

Un juego de aguas y luces en Junín

El monumento Tríada-Fuente del Milenio, de Gyula Kosice
(0)
20 de diciembre de 2000  

No sólo Buenos Aires tiene el honor de contar con una fuente, obra de Gyula Kosice (la bella Homenaje a la democracia , emplazada en la avenida 9 de Julio y Marcelo T. de Alvear). Ahora también es Junín, en la provincia de Buenos Aires, la que luce el monumento Tríada-Fuente del Milenio , en la intersección de las avenidas San Martín y Roque Sáenz Peña de la ciudad bonaerense.

La obra, cuyo gerenciamiento ha sido fruto de la inquietud del intendente de Junín, ingeniero Abel Miguel, deseoso de que el tránsito al nuevo milenio quedara reflejado en una obra de arte perdurable, está conformada por tres volúmenes a partir de segmentos de semicurvas que están compuestos de una mezcla de hormigón. Como lo hizo en la fuente de la ciudad de Buenos Aires, Kosice acudió nuevamente a la técnica del martelinado para hacer sobresalir la piedra a la vista. En la parte superior, un círculo espacial está recubierto de planchas de acero inoxidable, iluminadas con luces concéntricas.

Desde la fuente emergen tres chorros de agua que hacen a la esencia de la Tríada , lo mismo que líneas de agua más tenues, a partir del perímetro inferior que la rodea; se establece así un diálogo permanente que permite un primer plano de la masa escultórica en toda su potencia.

La altura total del monumento-fuente es de siete metros.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?