Suscriptor digital

Entre discursos políticos y emotivos, se entregaron los premios ACE al teatro

Santiago Doria se llevó el Oro; Sugar ganó en todas las categorías en que competía; Miguel Ángel Solá fue el mejor actor dramático; ovaciones para Villanueva Cosse y Osmar Núñez
Leni González
(0)
16 de noviembre de 2017  

El director Santiago Doria se llevó el ACE de Oro
El director Santiago Doria se llevó el ACE de Oro Crédito: AFV

"¿Cuántos se sentirán contentos con esto? Recibí siempre mucho cariño y respeto, y esta es la rúbrica. Los quiero", dijo el director Santiago Doria con el ACE de Oro en la mano. Anteanoche llegó a la ceremonia de la Asociación de Cronistas del Espectáculo en El Nacional con la expectativa de que La discreta enamorada, pieza de Lope de Vega que presentó este año en el Centro Cultural de la Cooperación, ganara alguno de los cuatro rubros para los que estaba nominada. Y se quedó con tres: Mejor obra, director y actriz (Ana Yovino) alternativos. No fue difícil imaginar que la directora Corina Fiorillo, la anterior ganadora, iba a entregarle el Oro 2017.

"Es la coronación de 50 años de trabajo. Prefiero la metáfora del remo antes que la de la lucha: remé en dulce de leche, pero nunca me peleé con nadie", dijo Doria, quien ya había recibido un ACE en 2003 por El camino a la Meca, aunque, en esa ocasión, el Oro fue para China Zorrilla. "Este es un premio a la transgresión porque hay que atreverse a hacer un clásico en verso en calle Corrientes. Pero no suelo dar discursos con referencias políticas. No porque no las tenga. Estoy de acuerdo con los reclamos por la defensa del teatro, pero esto es una fiesta y prefiero no aguarla", dijo el director, en una noche sin las virulencias de la reciente entrega de los Martín Fierro de Radio, pero a la que no le faltaron declaraciones críticas sobre la situación social. Osmar Núñez encendió a la platea con una ovación cuando dedicó el premio por su actuación en Orquesta de señoritas a la memoria de Santiago Maldonado. También el regisseur Marcelo Lombardero (premiado por la puesta en escena de la ópera L'Incoronazzione di Poppea), resumió su postura con la cita al director belga Gerard Mortier: "Es más barato construir teatros que cárceles". Por su parte, la actriz Alejandra Flechner, ganadora por Tarascones, y Villanueva Cosse, por la dirección de Un hombre equivocado, manifestaron su preocupación por recortes presupuestarios.

"Valemos más que la carne y la soja", dijo Villanueva Cosse sobre la gente de la cultura.

El mejor promedio de la fiesta conducida con inteligencia, conocimiento y simpatía por Gabriela Rádice y televisada por C5N, fue para el musical Sugar que ganó en las diez ternas en que estaba nominada. En su rol de productora del espectáculo (junto con el ausente Gustavo Yankelevich) que ella protagonizara hace 30 años, Susana Giménez recibió la distinción de manos del dramaturgo Roberto "Tito" Cossa. "Es doble el premio si él me lo entrega, un orgullo nacional", dijo la diva que cerró sus palabras pidiendo apoyo al teatro y se retiró antes del final de la ceremonia. No fue la única, por supuesto. Adrián Suar y Julio Chávez también dejaron sus butacas después de que Un rato con él, interpretada por ellos en el Nacional, ganara como mejor comedia, una de las cuatro nominaciones que mereció la obra escrita por Chávez y Camila Mansilla. Incluso, sobre el final de la ceremonia, que duró poco más de tres horas, hubo muchas filas de platea vacías. Una de las más solicitadas en el hall de El Nacional fue Paula Morales, nominada por Me amarás por siempre jamás, que llegó acompañada por su pareja Fabián Vena. Pero fue apenas un intento de brillo glamoroso: toda la emisión fue sobria, sin tiempos muertos, con pocos y breves cortos publicitarios, y ágilmente conducida por Rádice.

La que varias veces caminó por el pasillo hasta el escenario fue Griselda Siciliani, la figura femenina de la noche: distinguida por su actuación en Sugar, provocó carcajadas en el público cuando hizo un gesto para estimular "el aplauso espontáneo" en el momento que agradeció a Susana (en referencia a los innecesarios aplausos grabados). El aplauso fluyó cuando Nicolás Cabré, también reconocido por su actuación en el musical, recordó las charlas con Alfredo Alcón (simplemente dijo "Alfredito") y dedicó con énfasis el premio a su hija Rufina. El director Arturo Puig, quien fuera parte del equipo Sugar de los ochenta, el músico Gerardo Gardelín, el escenógrafo Alberto Negrín, el coreógrafo Gustavo Wons, el iluminador Mariano Demaría y Renata Schussheim fueron los otros galardonados por el "tsunami Sugar", como dijo la premiada vestuarista y futura abuela.

El papelón de la noche también tuvo un indiscutido ganador: las imágenes elegidas para Doña Rosita la soltera (ganó Alberto Favero por música original) y Relojero (mejor drama) no se correspondían con las obras dirigidas respectivamente por Hugo Urquijo y Analía Fedra García. Por otra parte, generó cierta sorpresa la poca repercusión de La terquedad, de Rafael Spregelburg, gran producción del Teatro Nacional Cervantes: de las seis nominaciones, solo ganó Pilar Gamboa como mejor actriz (y no estuvo presente). Sin sorpresa y mucha alegría causó el reconocimiento a Miguel Ángel Solá, por la actuación en Doble o nada, que dedicó el premio a sus tres hijas y a su mujer -también nominada- Paula Cancio. "Es necesario que nos levantemos. No estamos del todo caídos", dijo.

Los principales ganadores

ACE de Oro: Santiago Doria.

Obra argentina: Tarascones, de Gonzalo Demaría.

Drama: Relojero, de Armando Discépolo.

Actriz protagónica drama: Pilar Gamboa por La terquedad.

Actor protagónico en drama: Miguel Ángel Solá por Doble o nada.

Director drama: Villanueva Cosse por Un hombre equivocado.

Comedia: Un rato con él, de Julio Chávez y Camila Mansilla.

Actriz protagónica en comedia: Alejandra Flechner por Tarascones.

Actor protagónico en comedia: Osmar Núñez, por Orquesta de señoritas.

Actuación de reparto: Rafael Ferro por Los vecinos de arriba.

Director comedia: Ciro Zorzoli por Tarascones.

Actuación femenina unipersonal: Lorena Vega por Yo, Encarnación Ezcurra.

Actuación masculina unipersonal: Luis Machín por El mar de noche.

Musical: Sugar.

Actuación femenina en musical: Griselda Siciliani por Sugar.

Actuación masculina en musical: Nicolas Cabré por Sugar.

Dirección general de musical: Arturo Puig por Sugar.

Obra de teatro alternativo: La discreta enamorada de Lope de Vega.

Actriz teatro alternativo: Ana Yovino por La discreta enamorada.

Actor teatro alternativo: Gerardo Otero por Tebas Land.

Director teatro alternativo: Santiago Doria por La discreta enamorada.

Coreografía: Gustavo Wons por Sugar.

Iluminación: Mariano Demaría por Sugar.

Música: Alberto Favero por Doña Rosita la Soltera.

Puesta en escena de ópera: Marcelo Lombardero por L'Incoronazzione di Poppea.

Infantil: Cyrano de más acá, de Emiliano Dionisi

Revelación femenina: Marina Munilla, por La furia del volcán.

Revelación masculina: Santiago Otero Ramos por Asesinato para dos.''

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?