Suscriptor digital

"Sin proyecto, no hay ciudad"

Natural-artificial, de Alberto Varas, o una gran exploración del espacio urbano
(0)
8 de noviembre de 2000  

"Buenos Aires, natural-artificial no es un libro tradicional de arquitectura", afirma el arquitecto Alberto Varas al definir el volumen de 256 páginas y tapas de un intenso color verde. Este libro, que explica su título como Exploraciones sobre el espacio urbano, la arquitectura y el paisaje , forma parte de una serie de estudios sobre la ciudad con una orientación específica de proyecto. "Contiene varios textos a la vez: uno ortodoxo, literario, para leer de forma continua; un segundo texto tipográfico, líneas que van acompañando y señalando momentos, más relacionado con aspectos evocativos que físicos o espaciales reales de la ciudad", explica el autor. "Y luego está el de las imágenes, acompañado de comentarios, de modo que se podría seguir un hilo, leyendo los comentarios y evitar el texto ortodoxo. Así es como leemos los arquitectos muchas veces los libros".

En esta multitextualidad que tiene el libro también se toca metafóricamente, aclara Varas, la multitextualidad que tiene el espacio urbano. Este libro es una segunda etapa de investigación liderada por el arquitecto sobre el problema del espacio urbano (la primera estuvo referida a las grandes infraestructuras urbanas, tema de Buenos Aires metrópolis ).

En Natural-artificial , la arquitectura ya no es objeto autónomo, sino que forma parte del paisaje urbano, no en contraposición con la ciudad, tema de la crisis de la arquitectura moderna: el edificio y su implantación. A eso se suman los procesos más actuales de densificación y complejización de las ciudades y de las infraestructuras, grandes objetos que han pasado a formar parte del paisaje.

"Naturaleza y construcción ya no pueden pensarse separadamente: el origen de los nuevos grandes espacios de naturaleza en la ciudad, el parque-urbano , está casi siempre unido a programas de desarrollo de la misma. Antes, a través de un proceso de saneamiento y de colonización de tierras periféricas se creaba el parque. Hoy la ciudad está mucho más concentrada, no hay tierras disponibles: la oportunidad es la transformación ; en el proyecto Retiro, por ejemplo, se levantarán rieles para hacer un parque. "La oportunidad de crear un parque tiene más que ver con este reciclaje de la infraestructura, con la recuperación de suelos que se reconvierten en expresiones de la naturaleza dentro de la ciudad", remarca con su habitual claridad este profesor cuyas investigaciones tienen un rápido correlato con la práctica y la realidad.

LO URBANO

  • Cada vez más la arquitectura tiene que ver con su problemática de inserción urbana: tiende a una mayor relación con lo urbano, por implantación, por razones energéticas, de atravesabilidad, de volumetría, por lo que ofrece. "Un proyecto urbano de gran magnitud no solamente tiene que resolverse a sí mismo, sino que tiene que hacer un aporte como pieza para resolver algún otro problema de la ciudad", sintetiza Varas.
  • Más que quedarse en una teoría

    En contraposición con la preferencia por una ciudad con más espacios verdes que los actuales, lo que trata de mostrar el libro es que no habrá más verde si no hay más ciudad . Porque los procesos contemporáneos están íntimamente ligados: son círculos virtuosos, mientras que la desurbanización es un círculo vicioso.

    El proyecto, para Varas, con esta concepción, adquiere valor. "Es lo único que establece una reserva real sobre la tierra.

    "Mientras no hay proyecto, cualquier cosa es posible". Justamente, el libro no trata de ser una propuesta teórica, sino de mostrar aquellos proyectos específicos que siguen al plan, para no dejarlo incompleto.

    Natural-artificial plantea que ya no hay posibilidad de segregación entre arquitectura, paisaje urbano y la naturaleza, que pasa a ser parte de él.

    Es un libro de arquitecto, no de un teórico sobre el paisaje. "Tengo mucha confianza en el lenguaje de la arquitectura."

    El futuro de la profesión

    Su temática también tiene que ver con el futuro de la profesión: "cómo los arquitectos vamos desarrollando la capacidad de propuesta comprensible para los que tienen poder de decisión".

    Las decisiones se toman sobre alternativas, no sobre una hipótesis general o sobre una discusión teórica, sino sobre operaciones concretas, espaciales, y programáticas.

    "El libro va en esa dirección, a través del proyecto como engranaje específico del cual se deriva un conocimiento que se aplica a una reflexión sobre la metrópolis contemporánea, que no es la misma de hace 10, 20 o 30 años", concluye Varas. "Ese es el centro de la cuestión."

    Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?