0

Padres

Víctor Hugo Ghitta
0
21 de noviembre de 2017  

El suplemento Conversaciones, que acompaña la edición de LA NACION los días feriados, incluye una sección de carácter lúdico en la que se les hace a veinte personalidades una misma pregunta, un poco en el sentido que alguna vez inauguró el célebre Cuestionario Proust. Para la edición de ayer, se les consultó a artistas, deportistas y otras celebridades quién les hubiese gustado que fuera su padre. La persona encargada de recoger esos testimonios no cabía en su asombro: en una cantidad inusitada de casos, dijo, había recibido como respuesta que esas personas no se sentían en condiciones de reemplazar a su verdadero padre. Pese a insistírseles en que se trataba apenas de un juego, se mantuvieron en su negativa y muchos señalaron, en algunos casos hasta con cierta gravedad, que no podían concebir un padre mejor que el que les había tocado en la vida.

Una idea de Freud muy utilizada en los consultorios dice que, para poder crecer, los individuos deben matar a su padre. A nadie se le ocurriría pensar que se trata de una recomendación literal. Pero, a juzgar por las reacciones de quienes fueron interrogados, los psicoanalistas, que tanto abundan en Buenos Aires, deberán tener de ahora en más mucho cuidado.

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.