Bailando por un sueño 2017: Gladys "la Bomba Tucumana" sorprendió con un arriesgado truco

Gladys "la Bomba Tucumana" bailó al compás del merengue
Gladys "la Bomba Tucumana" bailó al compás del merengue Crédito: Prensa Ideas del Sur
Como siempre, la cantante lloró, se enojó y bailó, pero Marcelo Polino le puso un cero
(0)
22 de noviembre de 2017  • 00:45

La noche del martes comenzó con la primera famosa, Gladys "la Bomba Tucumana" confesándole a Marcelo Tinelli que está enamorada de él. Minutos antes, apenas dio por comenzado el programa, el conductor había puesto en duda la presencia de la cantante tropical de los noventa, porque había sufrido "un ataque al hígado" y por eso le habían tenido que aplicar una inyección.

Empanadas, llanto y merengue

Sin embargo, sin la presencia de su novio ni de su hijo, Tyago Griffo, en el estudio, la cantante apareció en la pista, contó que sufre una gastroenterocolitis por haber comido dos empanadas fritas "de las que chorrean jugo". Además, se tomó su tiempo para insistir en que Mica Viciconte es "medio bruja" y pedirle que deje de hablar sobre ella en las redes sociales.

Junto a Facundo Arrigoni, "la Bomba" intentó moverse al compás del merengue, pero sus movimientos remitieron más a la cumbia que a aquel ritmo. Pero antes de escuchar la devolución del jurado, volvió a tomarse su tiempo para referirse a su pelea mediática con Juan Manuel, uno de sus ex, y con su hermana Olga. Por eso, al momento de escuchar a Ángel de Brito, el primero en dar su calificación, estaba, otra vez, en pleno llanto.

Gladys

1:43
Video

De Brito (7) consideró que otra vez la cantante abusó de las poses y confesó que el truco final le dio miedo. Luego, Lizy Tagliani (5), reemplazante de Pampita Ardohain durante esta semana, le aconsejó que no se meta con una "nena" como Viciconte y resaltó el riesgo del truco final.

Moria Casán, dueña del voto secreto durante esta ronda, indicó que la cantante se perdió en un par de ocasiones pero también festejó el truco final. Por último, Marcelo Polino (0), indicó que "esta noche hubiese sido mejor que presentara un parte médico" y le recomendó que abandone los fritos. Con 12 puntos, la pareja consiguió una de las puntuaciones más bajas.

Lezcano plantó bandera

La segunda pareja en salir a la pista fue la de Melina Lezcano y Maxi Buitrago. La cantante de Agapornis reveló que noches pasadas se puso mal al escuchar a Gladys hablando mal en vestuario sobre Jey Mammon y Mica Viciconte, dos de sus amigos dentro del programa. Luego, sí, mostró junto a su bailarín su destreza para el merengue.

El merengue de Melina Lezcano

1:56
Video

De Brito (7) indicó que la coreografía fue muy exigente, pero indicó que todo fue demasiado correcto. Tagliani (9) consideró que fue muy original la propuesta, pero vio una "pisadita" entre ellos al final de la coreo.

Para Moria fue la mejor coregrafía de merengue, pero consideró que a la pareja le faltan pasión y estilo. Polino (6), en tanto, aseguró que le gusta la pareja, pero le "embolan" las previas. "Los perritos nos conmueven a todos, pero no es la onda del show", aseguró, en relación a los animales con discapacidades que la cantante lleva al estudio para dar a conocer su sueño y buscarles hogar. Con 22 puntos totales, Lezcano quedó lejos de la zona de riesgo.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.