El día que el ARA San Juan sorprendió a la Armada de Estados Unidos

Recorte de la revista DEYSEG en 2013 por el 80° aniversario de la Fuerza de Submarinos de la Armada Argentina
Recorte de la revista DEYSEG en 2013 por el 80° aniversario de la Fuerza de Submarinos de la Armada Argentina Crédito: Revista DEYSEG
En 1994, el navío argentino participó en una serie de ejercicios con la marina estadounidense y cumplió una destacada tarea
(0)
22 de noviembre de 2017  • 11:24

El último contacto con el submarino ARA San Juan ocurrió hace una semana. La búsqueda del navío y sus 44 tripulantes mantiene en vilo al país y la Armada Argentina recibe ayuda de numerosos países para detectar su paradero. Pero esta no es la primera vez que su nombre está en boca de todos. Hace 24 años el ARA San Juan sorprendió gratamente a la Marina estadounidense.

En 1993, la Armada Argentina preparaba un submarino para participar en ejercicios básicos, intermedios y de alta performance con marinas amigas. Se trataba del ARA San Juan, que un año después viajó desde la Base Naval Mar del Plata hacia aguas del Atlántico Norte, próximas a la Base Naval de Norfolk, y realizar el ejercicio uno de los cinco ejercicios que tenía programado junto a buques de la Armada de Estados Unidos.

Cómo es el submarino ARA San Juan

00:29
Video

Según cita la revista DEYSEG en 2013 por el 80° aniversario de la Fuerza de Submarinos de la Armada Argentina, el ejercicio se desarrolló al Este del Cabo Hatteras y se diseñó un área operacional que incluía una simulación costera en tierra ficticia que se introducía en el mar a fin de parecer un sector del Golfo Pérsico.

El ejercicio dividía a los navíos participantes en dos grupos. "Los submarinos San Juan y dos nucleares de la US Navy se los asignó al bando Rojo (enemigo) que tendrían como misión atacar y hostigar a la Flota Combinada Azul (también participó en ella en destructor ARA La Argentina), la que operaba para realizar una rápida incursión con los Marines. El Azul debía batir y/o neutralizar los tres submarinos Rojos a fin de liberar las amenazas para ejecutar libremente el desembarco", explicaba la revista.

Recorte de la revista DEYSEG en 2013 por el 80° aniversario de la Fuerza de Submarinos de la Armada Argentina
Recorte de la revista DEYSEG en 2013 por el 80° aniversario de la Fuerza de Submarinos de la Armada Argentina Crédito: Revista DEYSEG

Durante el prolongado ejercicio, el submarino ARA San Juan tenía asignada un área de patrulla. Su posición le permitió detectar sonidos acústicos de la flota Azul y maniobró silenciosamente hasta confirmar que el rumbo del Azul se dirigía hacia él. El Comandante a cargo, Gustavo Trama, dispuso un rumbo oblicuo al avance del enemigo y penetró la cortina de destructores de escolta sin ser descubierto.

"A unas cuatro millas náuticas del núcleo Azul, el «San Juan» asomó el periscopio de ataque y efectuó un lanzamiento simulado que batió al buque de comando y control de Azul. La acción quedó atestiguada por varias fotos de periscopio", detalló la revista en su número especial de Junio 2013.

El equipo Azul pese a "hundir" uno de los submarinos de Rojo, nunca pudo ubicar al San Juan ni al restante compañero de bando. La maniobra del navío argentino permitió efectuar un desembarco relámpago, tomando la costa en tan solo 15 minutos. Este movimiento no se podía realizar si los submarinos rojos no hubieran sido neutralizados o "hundidos" dentro del ejercicio.

La tarea del submarino ARA San Juan fue destacada por la Armada estadounidense que no solo felicitó a los tripulantes del navío argentino sino que posteriormente envió un mensaje remarcando el "excelso profesionalismo, dedicación a la tarea y al duro trabajo mientras desarrollaban operaciones".

Al abandonar Norfolk, el "San Juan" recibió un importante mensaje del vicealmirante norteamericano Vadm Emery
Al abandonar Norfolk, el "San Juan" recibió un importante mensaje del vicealmirante norteamericano Vadm Emery Crédito: Revista DEYSEG

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?