ARA San Juan: las similitudes con el caso del Scorpion, que desapareció hace 50 años, y otros casos

El submarino ruso de misiles guiados K-141 Kursk, se hundió el 12 de agosto de 2000
El submarino ruso de misiles guiados K-141 Kursk, se hundió el 12 de agosto de 2000 Fuente: Archivo
El hundimiento de la nave argentina se suma a las tragedias que ocurrieron con embarcaciones de los EE.UU., la Unión soviética y Rusia
(0)
30 de noviembre de 2017  • 18:53

La desaparición del submarino ARA San Juan de la armada argentina, con 44 tripulantes a bordo, se suma a otros hechos trágicos en la historia. Si bien los desastres no son usuales, estos son algunos de los peores del último medio siglo donde aparece el caso del Scorpion como el más similar ya que se demoraron 5 meses en encontrarlo.

El Scorpion desaparece

En mayo de 1968, el submarino de ataque Scorpion de la Marina de Estados Unidos desapareció en el Océano Atlántico con 99 hombres a bordo. Los restos se encontraron en octubre a unos 644 kilómetros al suroeste de las islas Azores, a más de 3.050 metros de profundidad. Ha habido varias teorías para explicar el desastre: la liberación accidental de un torpedo que describió un círculo y golpeó al Scorpion, una explosión de la enorme batería del submarino e incluso una colisión con una nave soviética.

Otras tragedias

Catástrofe del Kursk

El submarino ruso de misiles guiados K-141 Kursk, se hundió el 12 de agosto de 2000 en el mar de Barents después de dos explosiones en su proa. Los 118 hombres a bordo del submarino de propulsión nuclear murieron. Después de recuperar los cuerpos del submarino, los oficiales determinaron que 23 miembros de la tripulación, incluido el comandante de Kursk, habían sobrevivido al accidente inicial antes de asfixiarse.

Hundimiento del K-8

Un incendio a bordo del submarino de ataque soviético K-8, el 8 de abril de 1970, inutilizó el buque de propulsión nuclear en el Golfo de Vizcaya, obligando a la tripulación a abandonarlo. Los marineros abordaron el submarino nuevamente después de que llegó un barco de rescate. Pero el submarino se hundió mientras era remolcado con 52 tripulantes a bordo.

El hundimiento de K-129

El K-129, un submarino de misiles balísticos soviético de propulsión nuclear, se hundió el 8 de marzo de 1968 en el Océano Pacífico con 98 tripulantes a bordo. La armada soviética no logró encontrar el buque. Un submarino de la Marina de Estados Unidos lo encontró al noroeste de la isla hawaiana de Oahu a una profundidad de unos 4.900 metros. Un barco de perforación en alta mar, el Hughes Glomar Explorer, pudo salvar parte del submarino en una operación secreta. Los restos de seis tripulantes soviéticos encontrados en el submarino fueron sepultados en el mar.

Familiares de los tripulantes del submarino ruso de misiles guiados K-141 Kursk, que se hundió el 12 de agosto de 2000
Familiares de los tripulantes del submarino ruso de misiles guiados K-141 Kursk, que se hundió el 12 de agosto de 2000 Fuente: Archivo

La implosión del Thresher

El submarino de ataque nuclear Thresher de la Armada de Estados Unidos se perdió el 10 de abril de 1963 con 129 hombres a bordo. El submarino se rompió a 2.560 metros de profundidad durante pruebas de inmersión al sureste de Cape Cod en Massachusetts. Según las revisiones militares estadounidenses del accidente, la explicación más probable es que una unión de tuberías de un sistema de agua de mar de la sala de máquinas cedió, lo que provocó un cortocircuito y que el reactor del buque se apagara dejándolo sin energía suficiente para evitar el hundimiento.

K-19: accidente nuclear

El K-19, uno de los dos primeros submarinos de misiles balísticos nucleares soviéticos, había estado plagado de averías y accidentes antes de su lanzamiento. Durante su primer viaje, el 4 de julio de 1961, el submarino sufrió una pérdida total de refrigerante en su reactor frente a la costa sureste de Groenlandia. La tripulación de ingeniería del buque sacrificó sus vidas para instalar un sistema de refrigeración de emergencia. Veintidós de los 139 hombres a bordo murieron por exposición a la radiación. Los 117 restantes sufrieron diversos grados de enfermedad por radiación. El accidente se recreó en la película de 2002 "K-19: The Widowmaker".

Agencia Reuters

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.