Abel Pintos: el adivino de nuestros sentimientos

La cantante popular encuentra en la música y el éxito de su colega un puñado de razones que invitan a saborear la propia vida desde lo más profundo
(0)
15 de diciembre de 2017  

Crédito: Ignacio Coló

Tocar el corazón de la gente con el arte es mágico.

Dicen que los artistas debemos lidiar con más rechazos que la mayoría de las personas.

Incluso, también logrando el mayor de los éxitos, es difícil mantener un equilibrio en medio de tanto amor, exigencias, expectativas, ignorancia, juicios y hasta resentimientos.

Lo cierto es que detrás de un artista hay mucho esfuerzo y nada es casual, sobre todo, cuando dura tanto tiempo.

Abel Pintos es de esos seres llenos de magia que, con el trabajo de años, el pensamiento claro y el amor profundo por su profesión, ha llegado a lo más alto de los sueños de un artista.

Entrevista a Abel Pintos

23:40
Video

Su voluntad incansable y la fe en sí mismo lo llevaron a convertirse en el cantautor más querido y reconocido de la música argentina.

¡Él y su música me hacen feliz!

Porque hacen posible una especie de justicia al lograr popularidad desde el respeto, la honestidad, el cariño y la sensibilidad .

A mí me da la sensación de que tiene muchas vidas vividas y nos enseña con su arte a saborear la propia desde lo más profundo del alma.

Por eso, para mí, él es Abel, el adivino de nuestros sentimientos.

Del editor: ¿por qué es importante? Ídolo popular, este año ganó su tercer Gardel de Oro y, en su estado de gira permanente, llegará este mes al estadio de River.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?