Suscriptor digital

Roberto Souviron: uno que se animó a volar y llegó lejos

A los ojos del emprendedor argentino, la llegada de despegar a la bolsa confirma que el éxito no es instantáneo, que hay que perseguirlo en tren o en avión
Matías Recchia
(0)
15 de diciembre de 2017  

Fuente: LA NACION - Crédito: Marcelo Gómez

Despegar nos inspira este año porque nos permitió soñar a todos los emprendedores argentinos. Cuando Roberto Souviron y su equipo tocaron la campana en la Bolsa de Nueva York en septiembre pasado, convirtiéndose en el tercer "unicornio" argentino en tecnología (los otros son Mercado Libre y Globant), la tocaron por todos los que emprendemos.

Sin haber estado ahí, creo que lo relevante de ese momento no es cotizar públicamente, ni la valuación de la empresa, sino el hito de estar compartiendo la cancha con las grandes empresas del mundo después de casi dos décadas de esfuerzo.

Despegar no fue un éxito instantáneo. La empresa comenzó en 1999. Según cuenta Roberto, la idea nació de la frustración que sintió al tener que pasar horas en filas tratando de comprar un pasaje en una agencia de viajes local. En el año 2000 ya se estaban expandiendo regionalmente. Sólo un año después, los sorprendió la explosión de la burbuja de Internet de 2001. Lograron sobrevivir adaptando su modelo de negocios y su estructura de costos, en un período donde muchas empresas de tecnología colapsaron. Y con el tiempo, pudieron levantar más capital, pero la empresa tuvo que lidiar con las idas y vueltas del apetito de inversionistas por el mercado latinoamericano, así como operar regionalmente con restricciones cambiarias en la Argentina. Más recientemente, transitaron una fuerte volatilidad en el mercado brasileño, el cual representa aproximadamente un 40% de su negocio. La empresa y sus fundadores son un ejemplo de perseverancia y resiliencia.

Hace un par de semanas tuve el honor de compartir el escenario con Roberto en un evento de Endeavor, organización que promueve la cultura emprendedora en la región, y a la que ambos pertenecemos. El impacto de Despegar va mucho más allá del éxito de sus fundadores y la facilidad de los clientes para comprar pasajes y hoteles. La empresa genera más de 3000 empleos de calidad en el país y el resto de la región; nos hace acordar de que podemos crear tecnología de primer nivel y competir con jugadores globales desde la Argentina.

Como muchas empresas de Internet, Despegar nació por la frustración de alguien al no poder tener el servicio que esperaba; hoy es una de las pocas empresas argentinas que cotizan en la bolsa de los Estados Unidos. Ojalá la experiencia de este equipo nos lleve a pensar cómo podemos capitalizar nuestras frustraciones para generar organizaciones que agreguen valor en la sociedad y nos hagan sentir orgullosos de las empresas que nacen en la Argentina para servir a la región y, quién dice que no, al mundo.

DEL EDITOR: por qué es importante. En septiembre, Despegar comenzó a cotizar en la Bolsa de Nueva York, completando así la tríada tecnológica argentina que iniciaron Mercado Libre y Globant.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?