Fiesta-zoológico en el cierre del Abierto de Polo: qué se pusieron los famosos

Griselda Siciliani asistió junto a las bailarinas de Sugar
Griselda Siciliani asistió junto a las bailarinas de Sugar
Las celebrities no quisieron perderse la mejor fiesta de fin de año
(0)
5 de diciembre de 2017  • 20:34

El Campo Argentino de Polo se transformó por una noche en un verdadero zoológico para una fiesta que se consagró sin dudas como la mejor de la primavera porteña: la fiesta Animal, organizada por la Asociación Argentina de Polo para despedir el 2017 con 1000 invitados exclusivos.

La cita tuvo lugar el miércoles pasado, justo antes de la final del Abierto de Palermo, el campeonato conocido por exhibir "el mejor polo del mundo", del que resultó triunfador tras un ajustadísimo partido el equipo de Adolfo Cambiaso, La Dolfina.

A partir de las 21, los primeros en llegar se vieron rodeados por las esculturas de animales del artista Fernando Pugliese en un cóctel de entrada delicioso. Luego, se abrieron los telones de un "túnel performático" de 15 metros con una cortina de luces verdes y sonido de selva por el que había que atravesar para acceder al espacio principal de la fiesta: allí donde se ubican los bares y espacios exclusivos de las marcas auspiciantes del torneo, ahora se había montado un zoológico, con estatuas de elefantes, jirafas, gorilas y hasta un león mecánico enjaulado.

Los protagonistas del mundo del polo no quisieron perderse esta gran noche. Dijeron presente Eduardo Novillo Astrada, presidente de la AAP, junto a su mujer Astrid Muñoz, Facundo Pieres y su mujer Agustina Wernicke, Adolfo Cambiaso (h.) y Eduardo Heguy, entre otros. Importantes figuras del arte, la música y el espectáculo también asistieron; entre ellos cabe destacar a Valeria Mazza y su marido Alejandro Gravier, Eduardo Constantini, Dolores Cahen D’Anvers, Andrea Bursten, Griselda Siciliani, Emanuel Ortega, Chano Carpentier, Renata Repetto, Nicolás Riera, Agustina Casanova y Lautaro Mauro, Concepción Blaquier, Momo Trosman y Bernardita Barreiro.

El catering tuvo la coordinación general de Willy Reinwick, dueño del restaurante Unido. La propuesta incluyó lo mejor de Pony Line, Alpi Chico y Unido, en una réplica de lo que sucede fecha tras fecha en el renovado paseo gastronómico del Abierto de Palermo, junto a las tradicionales bebidas que acompañan este deporte: Stella Artois y Chandon. También se degustaron los jugos Kanawa, totalmente naturales.

Uno de los momentos más explosivos de la noche fue cuando la Compañía Club 69 brindó una performance exótica con caracterización animal. Por su parte, el DJ Set final estuvo a cargo de Leandro Fresco, quien hizo bailar a todos hasta pasadas las 3.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.