Israel intensifica los ataques contra Hamas en la Franja de Gaza

Hubo nuevos bombardeos sobre objetivos militares, que dejaron dos muertos; protestas en las ciudades palestinas
(0)
10 de diciembre de 2017  

JERUSALÉN.- La violencia desatada tras la decisión de Donald Trump de reconocer a Jerusalén como capital de Israel cubrió ayer una vez más las ciudades palestinas, con nuevos choques entre manifestantes y las fuerzas de seguridad israelíes. La tensa escalada mostró su peor cara en Gaza, donde aviones israelíes bombardearon objetivos del grupo islamista Hamas y dejaron dos nuevos muertos.

La fuerza aérea israelí atacó de madrugada cuatro instalaciones de Hamas, en respuesta a dos cohetes lanzados el día anterior contra ciudades del sur. Según voceros del ejército, las incursiones tuvieron como blancos dos fábricas de armas, un depósito y un puesto militar.

Uno de los blancos militares de Hamas bombardeados ayer por Israel en la localidad de Beit Lahia, en Gaza
Uno de los blancos militares de Hamas bombardeados ayer por Israel en la localidad de Beit Lahia, en Gaza Fuente: LA NACION

Los cohetes lanzados desde Gaza fueron reivindicados, en tanto, por dos grupos palestinos: las Brigadas de Al-Aqsa, el brazo armado del partido Al-Fatah, y los Comités de Resistencia Popular, afines a Hamas. Lo hicieron tras el llamado de los líderes de Hamas a una intifada (levantamiento contra los israelíes).

Las incursiones aéreas y la respuesta del ejército contra los manifestantes en la frontera del enclave dejaron cuatro muertos y 170 heridos en dos días. Los habitantes de Gazas expresaron su furia durante los funerales de los muertos, donde decenas de personas atravesaron las calles con los cadáveres envueltos en emblemas nacionales y colocados en modestas camillas de madera.

Hacia el final de la jornada de ayer la frontera pareció volver a la calma, y en las calles de la ciudad desaparecieron las manifestaciones políticas y los neumáticos en llamas que marcaron las protestas.

"El enemigo pagará por sus crímenes. Esta escalada fue inducida por las fuerzas de ocupación", dijo Khalil al-Haya, uno de los líderes de Hamas, que afirmó que la revuelta deberá ser conducida por los palestinos de Jerusalén, el foco del conflicto.

Más al norte, en Cisjordania, el territorio palestino ocupado por el ejército israelí desde hace 50 años, los manifestantes volvieron a enfrentarse en unas 20 localidades con los soldados israelíes. Los jóvenes palestinos lanzaron piedras contra los militares, que replicaron con gases lacrimógenos.

Por lo menos, otras 92 personas resultaron heridas como consecuencia de los enfrentamientos, que se sumaron a los 760 heridos de anteayer, el día de la plegaria semanal en las mezquitas, que fueron seguidas de airadas protestas en el resto del mundo musulmán.

En tanto, el presidente de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), Mahmoud Abbas, canceló una reunión prevista con el vicepresidente norteamericano, Mike Pence, una cita que estaba en la agenda diplomática de ambos antes del estallido de esta semana.

"Con esta decisión sobre Jerusalén, Estados Unidos traspasó todas las líneas rojas. [?] No habrá encuentro con el vicepresidente norteamericano en Palestina" durante la visita de Pence a la región, a mediados de diciembre, dijo Majdi al-Jalidi, consejero diplomático de Abbas.

También el papa copto Tawadros II, de la Iglesia ortodoxa de Egipto, anuló un encuentro con Pence, previsto en El Cairo, al alegar que la decisión "desprecia los sentimientos de millones de árabes".

El ministro de Relaciones Exteriores palestino, Riyad al-Maliki, dijo que los palestinos buscarán un nuevo intermediario en las conversaciones de paz en lugar de Estados Unidos, y que pedirán una resolución del Consejo de Seguridad de la ONU por la decisión de Trump.

Una fuente de la presidencia turca dijo que el mandatario Tayyip Erdogan y su par francés, Emmanuel Macron, colaborarán en las tratativas para intentar persuadir a Estados Unidos de reconsiderar la medida.

Jerusalén y la Explanada de las Mezquitas, tercer lugar santo del islam, también venerado por los judíos como Monte del Templo, cristalizan las tensiones de israelíes y palestinos. Israel extendió su control al sector oriental de la ciudad en 1967 y lo anexó para proclamar toda la ciudad como su capital, lo que el mundo nunca reconoció.

Agencias AFP, DPA, AP y Reuters

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?