Suscriptor digital

¿Quién nos hará caer en la tentación?

Mariano Donadío
(0)
10 de diciembre de 2017  

En la tentación se puede caer de tres formas: por empujón, por tropiezo o por propia decisión de una zambullida. Aclarado esto, ahora la pregunta es por qué. Respondiendo a esta pregunta, el Papa acaba de poner en cuestión un verso del padrenuestro que sugiere que se puede llegar a la tentación por voluntad del mismo Dios.

En la versión que se reza actualmente, hay una línea que proviene del latín y dice: " Et ne nos inducas in tentationem". Literalmente: "Y no nos metas en tentación". Ese es el sentido que se le da en italiano, alemán e inglés. Pero Francisco desea modificar esta traducción porque "Dios no es quien conduce a los humanos al pecado. [...] Un padre no hace eso, un padre te ayuda a incorporarte. Es Satanás quien nos mete en la tentación".

La versión castellana "no nos dejes caer en la tentación" sería si no literal, teológicamente más correcta. Se acerca más a la posibilidad de la tentación como decisión propia, sin la necesidad de un Dios que juega al diablo y mueve nuestros hilos.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?