Para hacer tablas: la cartelera porteña apuesta por lo seguro

Tras un tibio crecimiento del 6%, en el verano el teatro volverá a evitar grandes riesgos con imbatibles como Toc Toc y Sugar y la dupla que componen Adrián Suar y Julio Chávez
Jazmín Carbonell
(0)
11 de diciembre de 2017  

Marrale, Karina K, Puig, Belloso, Susana, Arana, García Bernal, Roth, Pettinato y detrás, Les Luthiers
Marrale, Karina K, Puig, Belloso, Susana, Arana, García Bernal, Roth, Pettinato y detrás, Les Luthiers Fuente: LA NACION

¿Podrá acaso 2018 ganarle la pulseada a este año que se termina si de nombres estelares conviviendo en la calle Corrientes hablamos? Es que si hay algo que define 2017 en materia teatral es su caudaloso star system jugando a la vez en los grandes escenarios: la vuelta de Los Midachi; Les Luthiers con un espectáculo nuevo; Adrián Suar y Julio Chávez; Ricardo Darín; el trío masculino insuperable Marrale-Puig-Francella; el retorno del megaespectáculo Sugar; Araceli González y Facundo Arana; Diego Peretti y Florencia Peña; Mercedes Morán; Martín Bossi; Toc toc. Es cierto: el año pasado la venta de entradas había caído abruptamente y los productores apostaron fuertemente para paliar la situación. La consecuencia: una tibia recuperación del 6% de espectadores para ponerse a la misma altura de lo que fue 2015.

"Mi expectativa era que con estos títulos íbamos a poder crecer, pero la situación está muy difícil y apenas pudimos equipararnos", dispara con cautela Sebastián Blutrach, dueño del Picadero y presidente de Aadet, la cámara que reúne a los empresarios teatrales.

Para Carlos Rottemberg, los tiempos de crisis, asegura, son los ideales para apostar y esperar a que el viento a favor acomode las piezas. "Al año que se nos va lo llamo «el año de los camarines con candados» -señala-. Acabo de hacer un racconto y, salvo Mahatma y Sugar, todos los demás fueron espectáculos que tuvieron entre uno y cinco protagonistas únicos. Mucho nombre propio y una recaudación repartida en pocas manos.

El empresario teatral le da la razón al diagnóstico de la Asociación Argentina de Actores. "Es verdad cuando ellos sostienen que 2017 es un año con menos fuentes laborales -agrega Rottemberg-. Yo me di cuenta de esto cuando bajé a saludar a Julio Chávez y a Adrián Suar a los camarines de El Nacional y vi sólo cinco camarines abiertos contra 40 con candado puesto. Cuando se construían teatros de mil butacas como ese se hacía previendo un caudal de contratos de trabajo acorde con la capacidad del teatro. Y hoy no es así. Parece un detalle de color que para mí es preocupante", dispara el productor, experto en detectar los graves y profundos problemas que sufre el medio teatral.

En este contexto difícil, los títulos para 2018 empiezan a aparecer de a poco. Son pocos los que se atreven a apostar fuerte en el verano porteño y, en cambio, guardan sus grandes propuestas para marzo, cuando finalicen las vacaciones y el ciclo lectivo empiece.

El test, con María Subirí, Jorge Suárez, Viviana Saccone y Carlos Belloso
El test, con María Subirí, Jorge Suárez, Viviana Saccone y Carlos Belloso Crédito: Alejandra López

Muchas obras ya conocidas continuarán en cartel el próximo año, simplemente porque han demostraron su eficacia. Tal es el caso de Toc toc, que camina a paso firme hacia su octava temporada. "En 2017 se constituyó como la comedia más exitosa de la historia y le arrebató el primer lugar a Brujas, que tenía ese logro en el mismo género", repasa orgulloso Rottemberg, quien aclara que en la comedia musical siguen siendo Drácula y Salsa criolla, de Pinti.

En lo que será su 14° temporada, La omisión de la familia Coleman retomará sus funciones en febrero. El loco y la camisa y El declive -las dos obras de Néstor Valente- continuarán los miércoles y jueves en el Picadero, sala que tendrá una oferta diaria: los martes, Los monstruos; las trasnoches de viernes y sábados, Bollywood, de José María Muscari; los domingos, Christiane, de Belén Pasqualini.

En el Picadilly se podrá ver Casa Valentina, también de Muscari. Será a partir del 3 de enero, con Fabián Vena, Diego Ramos, Mario Pasik, Boy Olmi, Roly Serrano, Cristina Alberó, Rodrigo Noya y Paula Morales. En tanto, en el teatro La Comedia, Dr. Lacan, obra de Pablo Zunino (con Silvia Armosa y él en escena), volverá desde el 6 de enero, para iniciar así su séptima temporada. En la misma sala retomará funciones Doble o nada, de Sabina Berman, protagonizada por Miguel Ángel Solá y Paula Cancio.

Entonces la noche. Flores Cárdenas logró reunir a Cecilia Roth y Dolores Fonzi
Entonces la noche. Flores Cárdenas logró reunir a Cecilia Roth y Dolores Fonzi Crédito: Alejandra López

Una semana más tarde, a partir del 10 de enero, regresará al Astral el musical Casi normales, que también irá por su séptima temporada. Su elenco lo encabezan Laura Conforte, Fernando Dente, Mariano Chiesa, Martín Ruiz, Franco Masini, Manuela del Campo. Otro musical que estará presente en el verano es Amado mío, en el Maipo Kabaret.

Las obras exitosas de esta temporada seguirán en cartel en el verano. Un rato con él (Suar y Chávez) retomará funciones el 18 de enero, en el imponente escenario de El Nacional. El musical del año, Sugar, regresará el 1º de febrero en el Lola Membrives. Mientras que Los vecinos de arriba volverá el 26 de enero, con Florencia Peña y Diego Peretti, en el Metropolitan. En ese mismo teatro se exhibirá otro retorno, El otro lado de la cama (desde el 4).

En tanto, en el Gran Rex, los fines de semana de enero se podrá ver el espectáculo de Les Luthiers Gran reserva. Muy cerca de la gran sala de avenida Corrientes, en el Maipo, continuarán los unipersonales de Dalia Gutman Cosa de minas; Frágil, de Sebastián Wainraich; Soltero, de Juampi González; Pelonintensivo, de Roberto Peloni, y Yo no hablo así, de Gonzalo Costa.

Una novedad es el cambio de escenario para Tarascones. La obra de Gonzalo Demaría fue premiada en los ACE, está dirigida por Ciro Zorzoli y la protagonizan Eugenia Guerty, Paola Barrientos, Alejandra Flechner y Susana Pampín. La obra, que se estrenó en el Cervantes, llega el 12 de enero al Picadero. Mientras que la pieza del croata Ivor Martinic (Mi hijo solo camina un poco más lento) Sobre Mirjana y los que la rodean, dirigida por Guillermo Cacace, luego de su horario poco frecuente de las 3 de la tarde pasa a viernes y sábados, a las 22.15, en el mismo teatro.

No sólo de reestrenos y continuidades vivirá el verano porteño. Habrá nuevos títulos, algunos muy atractivos. El 10 de enero se estrenará, en el Multiteatro, El test, obra del catalán Jordi Vallejos que dirigirá Daniel Veronese, con Jorge Suárez, Carlos Belloso, Viviana Saccone y María Subirí. Se trata de una comedia de enredos que viene acumulando éxitos en España, que parte del encuentro de dos matrimonios y el planteo que dispara uno de los hombres relacionado con el dinero -la "golosina de adultos", según cree su autor- que hace que se desaten todo tipo de conflictos y se revelen algunos secretos.

Hermanos de sangre. Magalí Sánchez Alleno, Alejandro Vázquez y Julia Zenko
Hermanos de sangre. Magalí Sánchez Alleno, Alejandro Vázquez y Julia Zenko

Ese mismo día, pero al Paseo La Plaza, llegará Entonces la noche, nueva obra de Martín Flores Cárdenas (Otelo, Entonces bailemos), protagonizada por Cecilia Roth, Dolores Fonzi, Guillermo Arengo y Ezequiel Díaz y músicos en escena. Además de esa llamativa dupla femenina, se trata de una de las primeras apuestas de los productores de esta sala por un proyecto de un autor y director del off. "Es un drama -cuenta su autor- que cruza varias historias que se chocan en la oscuridad de la noche. Es probable que el espectador encuentre ciertos rasgos de humor en estos cuatro personajes".

En el mismo teatro, desde el 11 de enero y fruto del concurso Contar 3, que busca estimular las producciones de dramaturgos argentinos, se estrenará Los tutores. Se trata de una nueva obra de Carlos La Casa (Todas las Rayuelas), con un elenco integrado por Hugo Arana y Laura Oliva. Una reunión de padres en el colegio y un misterio impensado sacarán lo peor de todas las madres y padres.

¿Qué hacemos con Walter?, la comedia que escribió en coautoría y dirige Juan José Campanella, después de las cuatro exitosas temporadas de Parque Lezama, con Luis Brandoni. El elenco, integrado por Kari K, Campi y Miguel Ángel Rodríguez, hará su debut el 12 de enero en el Multiteatro. Y en el lugar, pero en la sala más chica, se presentará el nuevo unipersonal de Roberto Pettinato.

Si de musical hablamos, el 12 de enero, en el teatro Del Globo, se estrenará Hermanos de sangre, de Willy Russell, con Julia Zenko como figura principal y un gran elenco. El musical cuenta el drama que sufre una madre que al tener mellizos debe entregar a uno de ellos en adopción por su pésima situación económica y termina de la peor manera, situación que se sabe de entrada porque toda la pieza será en clave flashback, para saber por qué esa mujer llega a ver a sus hijos muertos.

En el Picadilly, por último, se podrá ver Falsettos. Desde el 5 de enero, con Alejandra Perlusky, Julián Pucheta, Christian Giménez, Nacho Francavilla y Franco Bertoglio, con dirección de Diego Ramos.

En fin, salvo por este puñado de excepciones, el verano porteño no se caracterizará por sus grandes estrenos. Tal como venía notando el productor Carlos Rottemberg, los grandes elencos brillarán por su ausencia, al menos en los primeros meses de 2018.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.