En Mar del Plata también se respira jazz del bueno

Séptima edición de un festival curado por músicos y amantes del género
Sebastián Chaves
(0)
11 de diciembre de 2017  

MAR DEL PLATA.- Si el jazz es -desde su concepción o desde su metamorfosis- una música urbana, que Mar del Plata tenga su propio festival para celebrar el género no sólo resulta natural, sino hasta necesario y obligatorio. Que esa responsabilidad se la hayan cargado músicos locales integrantes del ICM (Improvisación Colectiva en Mar del Plata) habla del signo de los tiempos, pero también es lo que le da al evento, que este fin de semana tuvo su séptima edición, una fuerza joven que se ve desde el espíritu organizativo hasta una curaduría variada que ofrece propuestas clásicas, otras más experimentales y artistas nacionales e internacionales de renombre. "Está organizado por músicos profesionales que aman el estilo, se nota la diferencia con otros festivales", dice Pipi Piazzolla después de dar un excelente concierto a sala llena con Escalandrum, el jueves, en el Teatro Colón, la sede principal del Mar del Plata Jazz.

Ernesto Jodos con la Sinfónica Municipal
Ernesto Jodos con la Sinfónica Municipal Fuente: LA NACION

Lejos de la complacencia -podrían haber repasado sus versiones de Piazzolla, nacido en Mar del Plata-, Escalandrum confió no sólo en sus cualidades internas, sino también en la predisposición del público a escuchar material nuevo. Y entonces centraron su repertorio en las composiciones propias que grabaron este año en los míticos estudios Abbey Road. En un concierto de poco más de una hora, el sexteto que completan Nicolás Guerschberg (piano), Mariano Sívori (contrabajo), Damián Fogiel (saxo tenor), Gustavo Musso (saxo alto y saxo soprano) y Martín Pantyer (saxo barítono y clarinete bajo) consolidó su marca de estilo, que combina pasajes en los que el grupo se ajusta a la partitura para luego desmarcarse en improvisaciones individuales de alto vuelo. Antes, el saxofonista Pablo Ledesma y su cuarteto habían homenajeado al Gato Barbieri (fallecido el año pasado). Fiel a las características del emblema del jazz latino, los músicos fueron desde momentos que rozaron el free jazz hasta pasajes melódicos bien definidos. "Nunca más" y "Eternamente Charlie", que Barbieri escribió a la memoria del contrabajista Charlie Haden, fueron los momentos de mayor sinergia colectiva del grupo, que siempre sonó compacto y con las ideas claras.

Las visitas internacionales, por su parte, marcaron dos puntos bien distantes entre sí, casi como los extremos de la programación. El jueves, Luis Perdomo (venezolano radicado en Nueva York) al frente de su trío Control Ear Unit se despachó con un concierto cargado de intensidad y virtuosismo. Ni él desde el piano ni sus laderos Mimi Jones, en contrabajo, y Rudy Royston, en batería, dieron tregua en su repaso por Twenty Two, su último trabajo de estudio. Centrados en una base rítmica implacable, temas uptempo como "Looking Through You" mostraron la mejor faceta del trío, mientras que durante las baladas les tomó algunos compases adaptarse a los nuevos humores de la composición. El viernes, el quenista japonés Hikaru Iwakawa propuso un viaje por el folklore oriental repleto de instrumentos ancestrales (flautas, vasijas y hasta plumas) en lo que fue la performance más experimental del Mar del Plata Jazz.

Entre las opciones más tradicionales, cercanas al third stream, se dio el cruce entre músicos porteños y marplatenses. Como apertura, Juan Cruz de Urquiza dirigió una big band formada por alumnos del Espacio Colectivo de Enseñanza Musical, en un concierto que tuvo como pieza central la Random Suite que el trompetista compuso para interpretar junto a músicos del conservatorio Manuel de Falla. Y la Orquesta Sinfónica Municipal hizo su aporte a composiciones del guitarrista Sebastián del Hoyo, que se sumó con su trío el sábado, como cierre oficial y junto a Ernesto Jodos en el clásico "Rhapsody In Blue".

Pero un festival no se cierra en sus actos principales, y por eso tanto las jams organizadas en clubes locales, que alimentan la escena durante todo el año mostrando el alto nivel de los músicos marplatenses, como los shows al aire libre ofrecieron postales muy interesantes.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?