Por los pasillos de la OMC: precios de snacks por las nubes y sin ticket, y largas filas para entrar a Puerto Madero

Crédito: Twiter Mauricio Macri
Algo poco habitual en conferencias de esta magnitud, hasta en la sala de prensa montada en el segundo piso del hotel Hilton el café y los snacks eran pagos
Florencia Donovan
(0)
11 de diciembre de 2017  • 12:02

Una queja que se hizo oír

Algo poco habitual en conferencias de esta magnitud, hasta en la sala de prensa montada en el segundo piso del hotel Hilton el café y los snacks eran pagos. Pero la organización de la OMC no tardó en reaccionar a los reclamos de los cientos de periodistas de todo el mundo que llegaron a la Argentina a cubrir el evento. Para las 10.30 de la mañana montaron una pequeña mesa con una dispensadora de café. Eso sí, los snacks siguieron siendo pagos. ¿Los precios? $ 40 un mini alfajor Cachafaz; $ 75, una gaseosa. Y no se entrega ticket.

Crédito: Twitter: @HernanMundo

300 metros de cola

Para cualquiera que no tuviera la acreditación formal de la OMC, cruzar el puente que separa la Avenida Alicia Moreau de Justo de Puerto Madero se transformó esta mañana en una tortura. Las colas de más de 300 metros se extendían a lo largo de la Avenida Leandro Alem, en paralelo a la traza del Metrobus. Quienes residen o trabajan en la zona aledaña al Hotel Hilton, donde se desarrollan las conferencias plenarias de la Cumbre Ministerial de la OMC debían estar previamente registrados y, así y todo, esperar pacientemente hasta una hora para llegar a destino.

Activismo en contra del comercio electrónico

Pese a las imágenes de violentas protestas que suelen transmitir ese de lo grupos activistas anti globalización, la actividad de quienes rechazan el avance del comercio electrónico era más que civilizado. A la entrada de la conferencia sobre pequeñas y medianas empresas (PyMEs) entregaban a todos los participantes un folleto explicativo: " Say no to ecom at WTO" (Diga no al comercio electrónico en la OMC)

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?