Tras perder 50 kilos, la nueva vida del Pato Galván junto a su novia de 30 años: "Ella y mis hijas me alentaron en cada etapa"

La nueva vida del Pato Galván, tras perder 50 kilos
La nueva vida del Pato Galván, tras perder 50 kilos Crédito: Gerardo Viercovich
El conductor televisivo habló con LA NACION de su presente y su enorme transformación física
Hernán Rizzone
(0)
12 de diciembre de 2017  • 15:24

Muchas veces las carreras artísticas de los comunicadores pasan de un extremo de suma exposición a estar con un perfil mucho más bajo con el paso del tiempo. Algo de eso le sucedió en cierta etapa de su trayectoria al Pato Galván. Aunque no se hayan tenido muchas noticias de lo que estuvo haciendo, él jamás dejó de trabajar. Ahora se encuentra abocado al ciclo El Tratamiento que emite la señal de cable Magazine. En una larga charla con LA NACION, habló de su increíble transformación física tras haber bajado 50 kilos en siete meses durante su paso por el reality Cuestión de peso, en donde tuvo un doble rol de periodista y participante. También repasó parte de su vida y habló como pocas veces de su entorno familiar, su vida junto a sus dos hijas adolescentes y su pareja 17 años menor que él, el afecto y la relación que mantiene con “su hijo del corazón” de otra relación sentimental que lo hizo abuelo, sus proyectos laborales, la posibilidad de la vuelta del mítico ciclo Atorrantes, su pasión por trabajar, y el tiempo que ahora dedica a sí mismo.

-¿Cómo fue tu paso por Cuestión de Peso?

-Me llamaron para trabajar en el programa, y ha sido algo grandioso, dado que así comencé a realizar la dieta que no estaba prevista a priori. De esa forma, encontré la posibilidad de tomarme en serio la mejora de mi salud. Por otro lado, me puse a investigar aspectos del programa dado que es algo diferente a los demás programas...

-¿Por qué?

-Es un ciclo que tiene hinchas, algo que sucede muy poco en la pantalla chica y se nota en todas parte, en la calle, redes sociales. Por ejemplo, a los nuevos panelistas, nos miraban de reojo, pero luego sos uno más y todo bien. Cuando la gente se dio cuenta que iba en serio mi tratamiento los espectadores supieron valorarlo. Incluso, muchos miran el programa porque quieren bajar de peso y hay otros que lo siguen porque les cae graciosa la propuesta. Muchos televidentes bajaron de peso gracias a verlo.

La nueva vida del Pato Galván, tras perder 50 kilos
La nueva vida del Pato Galván, tras perder 50 kilos Crédito: Gerardo Viercovich

-Has bajado muchos kilos en poco tiempo...

-Sí, bajé 50 kilos en siete meses. Ahora estoy tranquilo y hago deportes nuevamente. Por suerte, siempre realizo mis seis comidas diarias que son muy sanas. Creo mucho en el poder de la mente y las ganas de cada uno.

-¿Qué razones te llevaron a tener en su momento tanto sobrepeso?

-Mental y espiritualmente siempre estuve bien. Lo digo para aclararlo y para no menospreciar aquellos que les cuesta hacer una dieta. Me costó pero dejo en claro que el sacrificio no es sufrimiento. En mi caso comía mucho, mal y desordenado. Entonces, siempre digo que me dejé estar...

El Pato Galván, en Cuestión de Peso

04:00
Video

-¿Por qué te dejaste estar?

-Algunas cosas personales y después acomodé otros aspectos laborales. Me encontraba bien pero estaba angustiado y sin una razón. Ahora lo veo. Gracias a Dios pude salir adelante y cuando bajás o subís de peso siempre la responsabilidad es de uno y no hay que echarle la culpa a nada.

-¿Cómo se llevan los participantes de Cuestión de peso con la faceta mediática?

-Una de las primeras cosas que escuché decir al Dr. Alberto Cormillot fue que los participantes de la televisión tenían un problema más que el resto, y era que estaban en la TV. La verdad es que la TV potencia todo. La producción quiere hacer lo que sea para tener rating, si los participantes quieren bajar de peso o no, no les importa, los médicos quieren antes que nada que los concursantes bajen de peso. Desde ahí los participantes quedan en el medio, pero apenas empiezan a ser famosos, les gusta más esto que bajar de peso y hacen cualquier cosa con tal de estar más tiempo en pantalla. Hay toda una tensión que no es sencillo de entender. Entonces, a los concursantes les dije que les iba a pasar esto, esto, y esto... y que cualquier cosa que no sepan cómo manejar la exposición quedé a disposición de ellos. Así construimos una relación y siento que los ayudé mucho. No es fácil.

La nueva vida del Pato Galván, tras perder 50 kilos
La nueva vida del Pato Galván, tras perder 50 kilos Crédito: Gerardo Viercovich

-Cambiando de tema, ¿cómo se compone tu núcleo familiar?

-Vivo con mi pareja y mis dos hijas de otro matrimonio en La Plata. Mis hijas son Bianca, de 15 años y Malena, de 17, y mi novia Mariela está por cumplir 30 años. Hace dos años que convivimos todos juntos.

-¿Qué rol jugó tu familia en tu dieta y en tu posterior recuperación física?

-Ellas me ayudaron y acompañaron mucho y me dijeron de una gran forma sin hacerme sentir culpable aquello que es saludable. Por supuesto, que me alentaron y felicitaron en cada etapa que atravesé. Además entendieron mis tiempos.

-Poco se conoce tu rol de padre, ¿cómo te definirías?

-Te aclaro que también soy padre de Milton quien tiene 26 años, es un “hijo del corazón” de otra pareja. Me hizo abuelo de Casia que tiene 3 añitos. Lo único que me preocupa es estar cerca de mis hijos y prefiero equivocarme estando cerca y no de lejos. Después, por ejemplo, con mi hijo más grande que no tiene mi sangre, nos queremos muchísimo. Me enseñó mucho él, porque no te relajás nunca, porque al no tener tu sangre es diferente. Hemos sido sinceros y honestos. Así construimos una gran relación y hermosa. Con respecto a las chicas al ser mujeres es distinto que un varón. Sin embargo, mi novia me ayuda con ellas y estamos todos muy contentos.

-¿Cómo sos como abuelo?

-[Risas] Te lo defino así “Abuelo, Pato, Loco”.

-¿Tu actual pareja a qué se dedica?

-Es escritora y me acompaña en todo. Hace poco escribió un libro para adolescentes No creas todo lo que te digo de Editorial Kipu. Además trabaja de correctora freelance para varias editoriales.

-Alguna vez dijiste que “A veces no sos el Pato Galván sino que trabajas del Pato Galván”. ¿A qué te referías?

-Es algo que aprendí de Diego Maradona quien alguna vez lo dijo en un reportaje. Llega un momento que el Pato Galván no es tuyo sino que es una construcción para los demás. No sos vos, en realidad, así andas más libre por suerte. Me acuerdo que una vez en la época de Atorrantes me permití llorar en la calle por un tema y de golpe una persona me cruza y me dice “El Pato Galván no llora, sos el que me hace reír todas las noches”. Ni me acuerdo por qué lloraba dado que me permito ser una persona sensible.

La nueva vida del Pato Galván, tras perder 50 kilos
La nueva vida del Pato Galván, tras perder 50 kilos Crédito: Gerardo Viercovich

-¿Has sido en alguna época adicto al trabajo?

-Nunca lo vi como una adicción. Si tengo claro que mi trabajo es 24 horas por más que solo estés al aire una hora siempre estás pensando qué hacer. Ahora estoy en muchas cosas pero también me estoy ocupando de mí algo que jamás había hecho.

-¿Qué proyectos laborales tenés en mente?

-Hay muchas cosas dando vueltas para el año que viene. Mientras sigo en la señal televisiva QM Noticias de La Plata con la propuesta De visitante que se emite los miércoles a la noche. Ahí hago entrevistas muy personales y voy a un lugar que me indica el invitado y llevo un cuaderno para cada uno y solo se escriben la preguntas y las respuestas y se habla muy poco. Además sigo con El Tratamiento en Magazine con Fabián Doman.

-¿Tenés ganás de volver con el ciclo Atorrantes?

-Ni sí, ni no, siempre está dando vueltas el tema. Por un lado, me preocuparía de hacer muchos cambios para que no sea lo mismo.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?