Suscriptor digital

Correo Argentino: se fue el presidente y lo sucederá otro ex Socma

Deberá conducir el ajuste que impulsa el Gobierno para bajar un déficit de $ 3500 millones
Florencia Donovan
(0)
13 de diciembre de 2017  

El Correo Argentino avanza en su plan de ajuste, con el que pretende bajar un déficit de $ 3500 millones. Ayer comunicó a gerentes y directores una baja importante: la del presidente, Jorge Irigoin, uno de los hombres que más experiencia tienen en el negocio postal, pero también uno de los que propugnaban un esquema de reformas más gradual que el que finalmente impulsará el Ministerio de Modernización con el aval de la Jefatura de Gabinete.

Fuente: Archivo - Crédito: Mauro Alfieri

Según confirmó LA NACION, si bien la renuncia de Irigoin todavía no se formalizó, ya la comunicación se hizo internamente al directorio de la empresa y se informó que su reemplazante será Luis Freixas Pinto, que ingresó en la compañía como director hace sólo dos meses. Consultado al respecto, Irigoin, que está fuera del país, confirmó su salida y aseguró que dejaba su cargo por "motivos personales".

Pero quienes siguen de cerca el funcionamiento del Correo Argentino saben que Irigoin no estaba de acuerdo con la propuesta de ajuste que se gestó en la Jefatura de Gabinete. Irigoin es un viejo conocido del presidente Mauricio Macri, y en particular, de su padre, Franco, quien le encomendó en su momento la gestión del Correo Argentino en los 90, cuando pertenecía al grupo Socma. Luego, en los 2000, continuó en el negocio postal como responsable de salvar a OCA, entonces en manos del Grupo Advent International, del concurso de acreedores.

El plan que Modernización prevé comunicarles esta semana a los gremios de la empresa postal contempla 1700 despidos, la eliminación del aporte patronal a los sindicatos -que hasta ahora era de un 7,5% del salario-, establece que dejará de pagar las licencias gremiales (por los empleados del Correo que se dedican exclusivamente al trabajo sindical) y que no habrá ajustes salariales para el año próximo. Más aun, la idea es que el 5% de aumento salarial pendiente de 2017, que debía pagarse en enero próximo, recién se complete en mayo.

Para nuevas inversiones, la idea es destinar el año que viene entre $ 400 millones y 900 millones, cifra sobre todo en el primer caso, que no alcanzaría para cubrir los gastos de amortización del Correo y, mucho menos, la transformación de la empresa en una compañía de logística con foco en el negocio de paquetería, como en los correos de los países más desarrollados.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?