Cómo prevenir accidentes con pirotecnia en las Fiestas

En 2016, el uso de la pirotecnia dejó más de 80 heridos en la ciudad de Buenos Aires
En 2016, el uso de la pirotecnia dejó más de 80 heridos en la ciudad de Buenos Aires Fuente: Archivo - Crédito: LA NACION
Los cohetes, las bengalas, las estrellitas y las cañitas voladoras son una instalada postal en Navidad y Año Nuevo
(0)
23 de diciembre de 2017  • 01:06

Las Fiestas de fin de año son motivo de celebración y de encuentro de familias y amigos que se reúnen para festejar la llegada de nuevos tiempos. En ese contexto, los cohetes, las bengalas, estrellitas, cañitas voladoras, petardos y demás fuegos artificiales se han convertido en postales de Navidad y Año Nuevo. Sin embargo, es importante tener en cuenta los riesgos que estos elementos conllevan. En 2016, se registraron más de 80 heridos solo en centros médicos porteños. ¿Cómo prevenir accidentes con pirotecnia y qué hacer en caso de quemaduras?

Uno de los principales problemas de la pirotecnia es que, muchas veces, el tiempo que transcurre entre el encendido y la explosión puede no ser el suficiente para que el usuario adopte una distancia prudencial. Además, una manipulación incorrecta puede producir incendios, quemaduras y/o mutilaciones. Por eso es importante seguir recomendaciones básicas para evitar lesiones:

  • La pirotecnia debe ser manejada únicamente por adultos con protección ocular y ropa no inflamable. Hay que alejar a los chicos y no apuntar nunca a otras personas, animales u hogares.
  • Un factor de prevención clave consiste en comprar siempre pirotecnia autorizada (debe tener la leyenda "Autorizado por el Renar" y la inscripción del número de registro que corresponde y datos del fabricante o importador del artefacto). La pirotecnia clandestina potencia los riesgos de sufrir un accidente, ya que suele ser de fabricación precaria.

En 2016, el uso de la pirotecnia dejó más de 80 heridos en la ciudad de Buenos Aires
En 2016, el uso de la pirotecnia dejó más de 80 heridos en la ciudad de Buenos Aires Fuente: Archivo - Crédito: LA NACION

  • Evitar usar pirotecnia en lugares cerrados y hacerlo siempre en sitios alejados de garrafas, estaciones de servicio, autos y cocinas.
  • No colocar pirotecnia en los bolsillos ni exponerla a fuentes de calor.
  • Si un artefacto no explota, jamás debe tocarse. Hay que apagarlo con abundante agua y mantenerse lejos.
  • Evitar encender petardos con mechas cortas (un centímetro o menos), ya que no dan tiempo a quien los enciende de alejarse lo suficiente.
  • Apoyar la pirotecnia en el suelo para encenderla y no sostenerla en la mano. Tampoco experimentar o detonar dentro de frascos, botellas, latas u otros recipientes.

En busca de una solución legislativa

Tras repetidos incidentes por el uso de pirotecnia a lo largo de los años, el Senado bonaerense aprobó un proyecto de ley que prohíbe la venta y utilización de todo elemento de pirotecnia y cohetería de tipo explosiva con efecto audible o sonoro cualquiera fuera su característica y naturaleza, sea éste de venta libre o no, y/o fabricación autorizada.

La iniciativa, que aún espera su tratamiento en Diputados, entiende que la pirotecnia con fines exclusivamente sonoros "significa una grave contaminación sonora en el medio ambiente y genera riesgos a la propiedad, a la salud y a la vida humana, tanto en forma directa a través de su uso, como indirectamente por el comportamiento que despierta en las mascotas y animales domésticos y silvestres".

Asimismo, plantea la necesidad de la prevención de "cualquier acción que conlleve al riesgo de salud e integridad de personas, sobre todo personas ancianas, veteranos de guerra, que le es traumático el recordar esos estruendos, enfermos cardíacos, personas con discapacidades cognitivas o neurológicas que no comprenden la causa de explosiones, tales como Síndrome de Down, Asperger, Autismo, y otras, bebés y niños con mayor sensibilidad auditiva y eventual daño irreparable, entre otros".

Los perros, también afectados

Los perros, víctimas del estruendo generado por la pirotecnia
Los perros, víctimas del estruendo generado por la pirotecnia Crédito: Shutterstock

Los seres humanos no son los únicos afectados por la pirotecnia. Se suele decir que los perros son los mejores amigos del hombre, pero parece ser que al momento de celebrar la gente se olvida de que el estruendo ocasionado por estos elementos repercute de forma negativa en los animales, que terminan en un estado de pánico y nerviosismo absoluto.

Qué hacer, entonces, para aliviar el sufrimiento del can, lo que constituye una cuestión capital para el bienestar tanto de los dueños como de las asustadas mascotas.

Antes de lanzarse a medicar un animal por miedo a cómo se pueda sentir, es de suma importancia consultar al médico veterinario. El profesional será quien podrá indicar si es preciso suministrar algún medicamento para tranquilizar al perro ante el inminente momento de estrés provocado por los fuegos artificiales.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?