Cerramos un año de Fábrica OHLALÁ! y festejamos a lo grande

Ohmmmm... ¡a relajarnos!
Ohmmmm... ¡a relajarnos!
En nuestro séptimo y último encuentro de “fabricantes” del 2017, despedimos el año y nos enriquecimos en un encuentro único de mujeres.
(0)
13 de diciembre de 2017  • 12:45

Ayer por la tarde recibimos en la redacción a más de 60 chicas que estuvieron viniendo a los 6 encuentros de Fábrica Ohlalá que hicimos durante todo el año, incluido el que tuvo lugar durante el OHLALÁ! Fest . Fue un evento en el que la idea fue, a diferencia de todas las fábricas anteriores, que las chicas se pusieran en el centro de la escena, dando testimonio de todo lo que aprendieron en este 2017.

Antes de empezar con nuestra Fábrica ohlalera, tomamos unos riquísimos jugos que nos trajo Ju Cold Press y comimos barritas de cereal de Green Eat, juntando energías para todo lo que se venía. Finalmente, arrancamos con una meditación guiada a cargo de nuestra directora, Sole Simond, que nos ayudó a bajar un cambio y dejar atrás todas las energías negativas y tensiones que arrastramos a lo largo del día.

Nuestras cajas de deseos para el 2018
Nuestras cajas de deseos para el 2018

Llegó entonces el momento de la primera consigna: les repartimos a las chicas una lista con descripciones de distintas personas, para que hicieran el esfuerzo de salir de la caja y se relacionaran con las demás, intentando descubrir cuáles de sus compañeras cumplían los requisitos de sus listas. Una vez que rompimos el hielo y ya todas nos habíamos hecho amigas, llegó el momento de nuestra actividad de cierre de año. Pertrechadas con hojas de colores, marcadores y biromes, escribimos todas esas cosas que queríamos dejar atrás en 2018, metiéndolas en una caja y dejándolas ir. La mayoría quisimos despedirnos de los miedos, la ansiedad y el control, entre muchas otras cosas. El paso siguiente fue escribir en el exterior de la caja lo que deseábamos para el año que comienza. Encabezaron la lista el amor, los viajes, los proyectos compartidos y la salud, entre muchas otras ilusiones para el 2018.

¡Nos bailamos todo en la clase de YBB!
¡Nos bailamos todo en la clase de YBB!

Después llegó la hora de poner en movimiento el cuerpo y darle un espacio a liberarnos. La China ( @eugejacobsen) dio una clase de Yoga Booty Ballet en el que todas bailamos como locas, sacando a relucir nuestro lado más femenino y divertido. Terminamos transpiradas y muertas de la risa, felices de haber participado de una actividad grupal tan energizante.

Arrancando con nuestras charlitas "Teddy"
Arrancando con nuestras charlitas "Teddy"

Obviamente no podíamos despedir el año sin brindar
Obviamente no podíamos despedir el año sin brindar

¡El sushi de Sushi Club no podía más de lo rico!
¡El sushi de Sushi Club no podía más de lo rico!

Para terminar, subieron al escenario nuestras oradoras “Teddy”, 11 chicas que se animaron a contar en unos pocos minutos qué cosas les enseñó el 2017. Sus “mini charlas” estuvieron llenas de sabiduría y de conceptos copados que vamos a llevar a nuestro día a día, como el de “animarnos a pedir más” o el de “aplicar el CCQ: no criticar, no condenar y no quejarse”. Después de un aplauso caluroso, despedimos este año tan rico con un brindis con champagne cortesía de Mumm y un sushi que no podía más de lo rico (¡y de lo pintoresco!) de Sushi Club. Con un cierre tan copado de 2017, no vemos la hora de que arranque 2018.

Fin de fiesta Ohlalera
Fin de fiesta Ohlalera

Si querés saber más sobre Fábrica Ohlalá, entrá acá.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?