Un milagro para Canapino: su plan para apoderarse de la Triple Corona del automovilismo argentino

Canapino, Ardusso, Werner y Rossi, los únicos que pueden ganar el título del Súper TC2000
Canapino, Ardusso, Werner y Rossi, los únicos que pueden ganar el título del Súper TC2000
El arrecifeño precisa marcar la pole-position hoy y ganar mañana la carrera si quiere retener el título de Super TC2000 y sumarlo a los de TRV6 y TC, que ganó los últimos dos domingos,aunque depende de que Facundo Ardusso, el principal candidato, no sume ningún punto.
Pablo Vignone
(0)
16 de diciembre de 2017  • 09:02

ALTA GRACIA.- Agustín Canapino puede concretar un hecho inédito en el autódromo "Oscar Cabalén": si gana mañana el título de SuperTC2000, habrá logrado su tercer campeonato en quince días. Consagrado monarca de TRV6 el domingo 3 y campeón de Turismo Carretera el domingo pasado, el arrecifeño puede conquistar una increíble Triple Corona si retiene el título que logró en el 2016 en esta categoría. Pero para eso precisa un prodigio.

-¿Usted cree en los milagros? -quiso saber LA NACION.

-Sí.

-¿Se siente capaz de hacerlo?

-Más que hacerlo, ¡lo necesito! Tengo que hacer mi trabajo y esperar que se haga el milagro.

Las posibilidades de que Canapino se consagre campeón son, en sus propias palabras, "una en un millón". El arrecifeño está a 40 puntos (191 a 151) del líder del campeonato, Facundo Ardusso -a quien le arrebató el domingo pasado el título de TC- cuando esta carrera otorga 41 puntos... El menú de su milagro incluye marcar hoy la pole-position, ganar mañana y esperar que el piloto de Renault no llegue entre los 15 primeros (lo que solo ocurrió una vez en las 10 carreras del 2017).

Con ese panorama, Canapino tiene como meta excluyente para hoy señalar el tiempo más rápido de la clasificación (desde las 15:55, por TyC Sports) y ganar el punto correspondiente. Si cualquier otro auto resulta más veloz que el Chevrolet n° 1, el sueño de la Triple Corona se habrá esfumado. Obtenerlo será la primera parte, aunque no la más sencilla, del prodigio.

"No es imposible. Ya marqué cuatro veces la pole en este circuito, y gané tres veces aquí", repasa el mejor piloto del momento en la Argentina. "Este año hice tres poles, aunque en general fue Facundo el que dominó los sábados, y si lidera el campeonato por tanta diferencia es porque hizo méritos, y es muy dífícil que no vaya a repetirlos en esta última fecha".

Los milagros se dan, ¡cómo no!, en el automovilismo. Treinta años atrás, en 1987, Juan María Traverso y Ernesto Bessone llegaron a la ultima carrera como los grandes candidatos al título del entonces TC2000; el recordado Silvio Oltra se los birló en el autódromo porteño, cuando nadie lo esperaba. Un cuarto de siglo atrás, el Flaco Traverso estaba 35 puntos atrás de Tito Bessone cuando quedaban dos carreras (40 puntos), en juego. Le ganó el título y, al año siguiente, en 1993, lo retuvo: fue el último logro de Renault en la categoría. Doble razón para Ardusso para quedarse con la corona: para tomarse revancha del golpe de la semana pasada, y para cortar la racha negativa de la marca del rombo, que lleva 24 años sin ganar un campeonato en la categoría.

"El título, para Ardusso, no es imperdible", insiste el arrecifeño. "Puedo ganárselo. Aquí tengo a mi favor el antecedente del año pasado, cuando en esta pista hice la pole y gané". Sin tanta presión como su gran rival, tiene la receta esta definición: "Voy a correr como lo hago siempre, a la carga, buscaré arriesgar, manejar un poquito más al límite". Pero, así como confía en un milagro, cree asimismo que la fortuna podría conspirar contra él: "este año nos ha faltado suerte los domingos, y también algo de confiabilidad".

El gran candidato al título, por supuesto, sigue siendo Ardusso. "Me siento muy motivado para encarar esta carrera, lo que sucedió el domingo pasado en el TC no influye en lo mental", señala a LA NACION. "Por supuesto que sentí mucha amargura en la semana, pero ya hice el duelo: siento que el campeonato no lo perdí, porque dí todo en la pista; lo ganó Agustín que tuvo el mejor auto de la Copa de Oro". El gentil piloto de Las Parejas todavía no se explica porqué su Torino anduvo tan mal una semana atrás. "Debe haberse roto algo, no sé...". Lo que sí sabe es porqué puede ser campeón del SuperTC2000: "porque a lo largo del año fuimos competitivos, regulares, protagonistas..."

Para derrotarlo, también dependen de un batacazo Mariano Werner (Peugeot, 155 puntos) y Matías Rossi (Toyota, 152). "Habrá que acertar en los momentos clave", reflexiona el entrerriano. "Facundo sacó muchos puntos de ventaja", concede el piloto de Del Viso, "lo mío es una mini chance". Si el que marca la pole hoy es Ardusso automáticamente Canapino y Rossi quedarán fuera de combate y solo Werner podrá pelearle la corona.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.