Brote de cautela ante la crisis política

Javier Blanco
(0)
16 de diciembre de 2017  

El peso se devaluó frente al dólar por segunda rueda consecutiva en un contexto en el que los bonos en dólares volvieron a ser demandados en la plaza local, la Bolsa porteña ajustó y los papeles de empresas argentinas que cotizan en Wall Street cayeron de 0,5 a 3% moviéndose a contramano del resto.

Se trata de señales que evidencian un brote de cautela inversora que va de la mano de las dificultades que dejó a la vista el Gobierno para avanzar en la aprobación de las reformas que impulsa y se encuentra también alimentado por la tensión surgida en la relación entre la Casa Rosada y el BCRA.

La reacción está propiciada de alguna manera por la proximidad del fin de año y las buenas ganancias que vinieron dejando los activos locales a lo largo de 2017. Pero eso no invalida que se activó cuando los ruidos políticos escalaron.

La plaza accionaria, además de este contexto adverso, enfrenta otro rival de riesgo: las elevadas tasas de interés y la competencia que le plantean las emisiones de deuda del Tesoro y los esfuerzos contractivos en lo monetario que intensifica el BCRA.

Por eso a nadie sorprendió que ayer el Merval ajustara 0,32% (37 alzas, 46 bajas y 10 sin variación) con un volumen que se mantuvo cerca de los $ 700 millones. En este sentido, los analistas anticipan otra semana difícil, condicionada por los $ 40.000 millones que volverá a buscar el Tesoro con una nueva emisión de Letes en pesos y la tradicional subasta mensual de las Lebac, más allá de que creen que el andar del mercado entre lunes y martes estará estrechamente vinculado a los avances o retrocesos que el Gobierno logre en su nuevo intento por avanzar con cambios al sistema jubilatorio.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.