Milagro Sala dejó la cárcel y quedó detenida en su casa de Jujuy

El traslado fue avalado por un fallo de la CIDH; la dirigente está acusada de tentativa de homicidio en una causa
Rosario Agostini
(0)
16 de diciembre de 2017  

Milagro Sala, al llegar ayer a su domicilio
Milagro Sala, al llegar ayer a su domicilio Fuente: Télam - Crédito: Edgardo Valera

SAN SALVADOR DE JUJUY.- Milagro Sala fue trasladada ayer desde el penal de mujeres del barrio Alto Comedero, de esta ciudad, hasta su residencia, en la localidad de El Carmen, donde cumplirá la prisión preventiva domiciliaria con restricciones, según resolvió el juez jujeño Pablo Pullen Llermanos.

La jefa de la Tupac Amaru ingresó a su propiedad poco después de las 15, custodiada por efectivos del Servicio Penitenciario y autoridades judiciales de Jujuy.

"Pullen Llermanos ha violado nuevamente lo que ordenó la Corte Interamericana de Derechos de Humanos (CIDH) y la Corte Suprema de la Nación, porque mi domicilio es en calle Gorzdaliza 1711, del barrio Cuyaya", dijo Sala a la agencia Télam, al acercarse hasta la puerta de entrada de su residencia, minutos después de su llegada.

Sala fue recibida en el lugar por dos de sus hijos y nietos que la esperaban desde el mediodía.

"Me trasladan de una cárcel a otra cárcel", embistió más tarde.

Reglas domiciliarias

El juez dispuso que la custodia perimetral de la vivienda donde permanecerá detenida Sala quede a cargo de personal de la Gendarmería Nacional, y que el control y monitoreo de la tobillera electrónica que deberá usar Sala corran por cuenta del Patronato de Liberados de la provincia, con colaboración de la policía local.

Según consta en la resolución del juez, todo el personal afectado a la custodia de la vivienda deberá informar "de inmediato toda situación que ponga en riesgo el normal cumplimiento" del arresto domiciliario "y la seguridad de la procesada".

Además, Pullen Llermanos fijó una serie de reglas de conducta cuyo incumplimiento derivaría en la "revocación inmediata" de la prisión domiciliaria.

La primera establece que podrán ingresar y permanecer en la vivienda de Sala "sin límite temporal" sus parientes consanguíneos y afines, hasta el cuarto y segundo grado, respectivamente.

Por otro lado, respecto de las visitas, el juez dispuso que podrán ingresar hasta cuatro personas a la vez y de 7 a 19, los martes, jueves y sábados, con un límite máximo de veinte personas por cada día de visita.

Tanto los familiares como las visitas deberán someterse a una requisa por parte del personal de custodia y no podrán ingresar al lugar con teléfonos celulares.

La atención médica y psicológica de la líder de la Tupac Amaru, en tanto, deberá ser informada al juzgado, que deberá autorizar los controles.

Por otro lado, el juez Pullen Llermanos dispuso que Milagro Sala puede circular libremente dentro del perímetro de su casa, siempre con la tobillera electrónica puesta.

"No me siento nada bien porque mis compañeras quedaron adentro de la cárcel", dijo Sala sobre las cooperativistas de la Tupac Amaru que siguen encarceladas. Además reiteró sus críticas al magistrado Pullen Llermanos: "Siento mucha indignación porque el juez no cumplió con la resolución y tuvo que esperar hasta el último día", aseguró la dirigente.

En un fallo dictado el 6 de diciembre último, la Corte Suprema de Justicia de la Nación había confirmado la prisión preventiva de Sala y ordenado a la vez que se cumpliera con urgencia con el fallo de la CIDH sobre la prisión domiciliaria de la dirigente social jujeña.

Pullen Llermanos le dictó la prisión preventiva a Sala en dos causas: una conocida como "balacera de Azopardo" (ya elevada a juicio), en la que está procesada por tentativa de homicidio calificado por precio o promesa remuneratoria, y la otra por lesiones graves agravado por el número de personas intervinientes en la causa "Lucas Arias".

Uno de los abogados de la defensa de Sala, Luis Paz, cuestionó las "condiciones y restricciones" de la prisión domiciliaria de la dirigente. Su colega Marcos Aldazabal apuntó directamente contra Pullen Llermanos. "El juez no entiende cuál es su competencia. Tampoco comprende cuál es la estructura del derecho. Debió limitarse a aplicar las resoluciones de la Corte Interamericana y de la Corte Suprema".

En otras causas, Sala enfrenta cargos por fraude, extorsión y asociación ilícita.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?