0

Viajar a la costa: las multas que acechan en el camino hacia Mar del Plata

En la ruta 2, hay 15 controles que obligan, en pocos metros, a bajar la velocidad; muchos conductores, distraídos, cometen una infracción; a qué se debe prestar atención
Mauricio Giambartolomei
0
17 de diciembre de 2017  

RUTAS 2 Y 11.- Ya termina el año y ya es tiempo de pensar en organizar los últimos detalles de las vacaciones. La costa, principalmente Mar del Plata, es el destino más elegido por porteños y bonaerenses que lo demuestran volcándose a las rutas. En esta época el alojamiento ya debería estar reservado; sólo quedaría poner a punto el vehículo si no se elige viajar en transporte público.

Pero no alcanzará con revisar neumáticos, frenos, suspensión y elementos de seguridad para tener un descanso confortable y sin sobresaltos. Con el comienzo oficial de la temporada y un tránsito más fluido, además de las precauciones para evitar accidentes y poner en riesgo la vida de las personas, los conductores deberán aguzar los sentidos para no ser presas de las cámaras de velocidad que se ubican en el camino y las multas, de entre $ 2000 y $ 25.600, por exceder los límites.

Cuánto sale el viaje a Mar del Plata

3:37
Video

Son 15 los puntos de control entre Buenos Aires y Mar del Plata, sobre la autopista a La Plata y en la autovía 2 (el camino más corto y seguro para llegar a la costa), ubicados en los accesos a los pueblos y ciudades, además de los puestos móviles, que rotan la posición. Evitar las sanciones es sencillo: alcanza con respetar la velocidad máxima.

A pesar de que la ubicación de las cámaras está señalizada, al aproximarse a ellas la velocidad debe reducirse en una distancia corta, por lo que una distracción significa caer en la infracción. Según pudo comprobar LA NACION en un recorrido entre las ciudades, los 120 km/h permitidos en la mayor parte de la traza se deben bajar a los 80 km/h o los 60 km/h establecidos como límites en 200 o 400 metros, según el caso.

Cubrir los 415 kilómetros que separan Mar del Plata de Buenos Aires por la ruta 2 demanda unas cuatro horas y media si se respeta la velocidad máxima. El tiempo aumenta si el tránsito es intenso, como ocurre en el comienzo de la temporada, los fines de semana o en los recambios de quincena. Hay otros caminos alternativos, como la ruta 11, pero el trayecto es más extenso y menos seguro.

El estado general de la autovía 2 es bueno, salvo algunos sectores. Por ejemplo, en el kilómetro 47, cerca de El Peligro, hay ondulaciones sobre el asfalto. En la zona de Chascomús falta mantenimiento, sobre todo de las líneas pintadas en el pavimento. Y cerca de General Guido hay sectores de asfalto hundido.

Cámaras espía

Los primeros controles de velocidad se encuentran en la autopista a La Plata al pasar el peaje de Dock Sud. Después del peaje Hudson, y cuando se ingresa a la autovía 2, una cámara de velocidad máxima 60 km/h sorprende al conductor en pleno ascenso, a pesar de estar señalizada. Para tener en cuenta: el acceso está pocos metros después de las cabinas. Una distracción obliga a seguir hasta La Plata y, luego, retomar.

Lezama, a 160 kilómetros de Buenos Aires, puede tomarse como ejemplo de la reducción gradual, pero a la vez sorpresiva y en pocos metros, por la ubicación de cámaras en el ingreso a la ciudad. Cada 200 metros un cartel indica la máxima permitida que pasa de 120 km/h a 80 km/h y, finalmente, a 60 km/h, cuando la ruta circula por el medio del ejido urbano. En este caso también la señalización es óptima, pero un error puede provocar multas o accidentes.

En ese municipio, como ocurre en el resto de los partidos hacia la costa, la mayor cantidad de infracciones este año se detectaron en enero (6324) y febrero (7326), en plena temporada de verano, según cifras oficiales. Hasta octubre el acumulado fue de 44.239 casos.Otros municipios sumaron más infracciones esa época. Chascomús, con 18.600 en enero y 12.496 en febrero (y un acumulado anual de 93.102 hasta octubre) se ubica a la cabeza; General Madariaga (13.648, 12.178 y 67.299, respectivamente) aparece detrás. Sin embargo el partido que más notificaciones registró entre enero y octubre fue Dolores, con 98.889.

¿Cómo se resuelven estas infracciones? Según la ley provincial de tránsito 13.927 exceder los límites de velocidad se multa con entre 150 y 1000 Unidades Fijas (cada UF tiene un valor de $ 25,59). Si se paga en tiempo y forma, al recibir la notificación, el costo es la mitad del mínimo, es decir, 75 UF o $ 1919,5. De lo contrario, se puede hacer un descargo en la justicia administrativa.

Si el infractor se encuentra a más de 60 kilómetros del lugar de la citación, que puede ser en uno de los siete Juzgados Administrativos de Infracciones de Tránsito provinciales, podrá prorrogar la jurisdicción, es decir, solicitar el traslado del expediente al juzgado que le corresponde por jurisdicción y allí hacer el descargo. Un juez de faltas establecerá el monto de la multa o su eximición.

La ruta 2 es el camino más corto, cómodo y rápido para unir Buenos Aires con Mar del Plata. Pero la ruta 11 (o interbalnearia) es un camino alternativo, más largo y sin doble carril en toda la extensión, que se toma en La Plata hasta General Conesa, luego San Clemente del Tuyú, Pinamar y Mar del Plata. Se puede tomar el desvío en General Conesa hasta Pinamar y desde allí continuar a Mar del Plata. En la primera opción se recorren 561 kilómetros. En la segunda, 504 kilómetros.

Además de la velocidad, en el trayecto se controlará la documentación del vehículo y el conductor (cédula verde, seguro, VTV y licencia), alcoholemia, uso del cinturón de seguridad, sillas para menores y restricción de camiones, entre los puntos más importantes.

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.