0

Natalia Oreiro vende "La Lechuza", su chacra en Carmelo

Las imágenes que publica junto al aviso de la inmobiliaria Covello muestran el corazón de la casa centenaria que remodelaron Mollo y Oreiro en 2010. En noviembre de 2014 también pusieron en venta su casa, en el corazón de Palermo.
Las imágenes que publica junto al aviso de la inmobiliaria Covello muestran el corazón de la casa centenaria que remodelaron Mollo y Oreiro en 2010. En noviembre de 2014 también pusieron en venta su casa, en el corazón de Palermo. Crédito: Sebastián Arpesella
Son catorce hectáreas y un casco de 350 metros cubiertos reciclado en 2010
0
19 de diciembre de 2017  • 18:34

Hay un cartel de “SE VENDE” frente a la tranquera. La descripción, en el sitio de la inmobiliaria detalla: “Es una excelente chacra de 14 ½ hectáreas ubicada en Carmelo, Uruguay. La casa principal es de 350 metros cuadrados; y fue construida en 1909 y ampliada y reciclada en 2010. Cuenta con un amplio living, comedor, cocina, tres dormitorios en suite y galería. Gran piscina de 100 metros con agua salada climatizada; vestidor, baño; sala de máquinas, casa para caseros de 60 metros cuadrados con galería; dos galpones; uno de ellos con hogar y jardín de invierno en hierro y vidrio repartido, único; parrilla y horno de barro; fogón en desnivel con adoquines y mesadas en madera. Cuenta con tanque australiano conectado para el riego de olivos y demás plantaciones, y dos pozos de agua para bomba”. Habla también de la vegetación, de treinta olivos de doscientos años, palmeras, plátanos y manzanos. Y cuenta que en los últimos cinco años (gestión de Natalia Oreiro y Ricardo Mollo) se plantaron mas de tres mil árboles, entre los que hay varios frutales: manzanos, cerezos, perales, duraznos, higueras, ciruelos y parras. ¿Cuánto piden? El valor, publicado en la página de la inmobiliaria, es de ochocientos mil dólares.

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.