Esplendor y caída de los famosos argentinos en Punta del Este

Franco Torchia
Franco Torchia PARA LA NACION
Roberto Giordano debió cancelar su popular desfile en Punta del Este en 2013
Roberto Giordano debió cancelar su popular desfile en Punta del Este en 2013 Fuente: Archivo
(0)
20 de diciembre de 2017  • 13:41

Hay una escena inmortal: Nico Repetto en moto en La Barra. Repetto con Reina Reech, con María Vázquez; Repetto con Verónica Lozano o, desde 1996, con Florencia Raggi. Hay otra escena semejante: Marcelo Tinelli juega un picadito con los “gomías” en Guanahani, su mansión en La Boyita. Y hay, finalmente, otra escena infinita: Susana Giménez capturada por paparazzi durante sus “horas-sol” en su casa La Mary. A excepción de este trío aún fielmente esteño, el aluvión de figuras argentinas a la Montecarlo rioplatense ya no es lo que era.

El modo de estar y de “ser de” Punta del Este quedó marcado a fuego por los años 90. Roberto Giordano reapareció hace meses en una foto en la que se lo veía perdido, comiendo asado con lugareños en un camino remoto del departamento de Rocha. Más errante que nunca, el peluquero dejó de montar la pasarela y perdió así carácter de armador. “El show del peinado y la moda” enmarcaba hace veinte años el clásico del verano: el staff de modelos de Pancho Dotto versus el de Ricardo Piñeiro. Cuerpos multipatrocinados que lucían logos antes que prendas: Carolina Perelitti era una revista; Pampita una tarjeta de crédito y Valeria Mazza, un hipermercado. En primera fila, un empresariado que o bien implosionó o bajó demasiado el perfil (¿dónde está Manuel Antelo?).

Mirtha Legrand , por su parte, ya hace añares que en lugar de instalarse en su casona de José Ignacio prefiere almorzar en Mar del Plata y bajar a las escalinatas de Playa Grande para aplaudir a Iliana Calabró cantando en vivo. Alan Faena trasladó el purismo de sus blancos a Miami y de las tres memorables fiestas que el industrial brasilero Gilberto Scarpa organizó en 1994, 1995 y 1996 no quedan ni mozos que operen de testigos. A esas parrandas fueron Gina Lollobrigida, Antonio Banderas, Pelé, Catherine Deneuve y Melanie Griffith. Este año, la figura central del verano uruguayo será Flavio Mendoza.

El proceso de reducción llegó también a las estadías: nadie ignora que todo lo que hay que hacer en Punta para "sentirse en Punta" hay que hacerlo a más tardar hasta el 10 de enero. Los relacionistas públicos, herederos del noventismo de Javier Lúquez, no programan ni un solo evento después de esa fecha: aún en declive, estas mecas VIP necesitan construir su propia segregación. Antes era el star quality y el dinero; ahora es el momento del mes en el que caés. Tras la primera quincena de enero ya no queda ni una selfie del DJ Calvis Harris y hay que conformarse con recordar que, en los 70 era la elegida por Chico Buarque, Maria Bethânia y Toquinho. Hoy tuitea desde La Mansa Yanina Latorre.

Como los precios en Punta del Este suelen ser similares a los Niza o San Sebastián, muchos exponentes locales hacen malabares para subsistir y se abastecen en supermercados emplazados lejos del ruido. Eso sí, todavía hay empleadas domésticas que bajan a las playas esteñas de riguroso uniforme mientras sus patrones se zambullen en el mar. No les pagan extra, pero de paso ligan unos días en el paraíso, ¿no es cierto?

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?