Contrapunto entre jueces y el Gobierno por el impuesto a las ganancias

Garavano dijo que los magistrados no deberían sentirse agredidos si el Congreso aprueba una ley que los obligue a pagar esos tributos
Garavano dijo que los magistrados no deberían sentirse agredidos si el Congreso aprueba una ley que los obligue a pagar esos tributos Fuente: Archivo
Garavano dijo que los magistrados no deberían sentirse agredidos si el Congreso aprueba una ley que los obligue a pagar esos tributos; la respuesta de los magistrados
Hernán Cappiello
(0)
20 de diciembre de 2017  • 14:05

El Gobierno y los jueces protagonizaron un nuevo contrapunto, esta vez por el debate sobre si los magistrados deberán o no pagar el impuesto a las ganancias .

Con la violencia que enmarcó la sesión del Congreso donde se aprobó la reforma jubilatoria como telón de fondo, el debate sobre la exención de ganancias para los jueces afloró casi naturalmente. El contraste entre el recorte a los jubilados y el régimen de excepción de los magistrados se hizo evidente.

Y tuvo eco en la cena de fin de año de la Asociación de Magistrados, donde el gremio que nuclea a los jueces nacionales convocó a más de 400 personas en el Hotel Alvear Icon de Puerto Madero. Fueron invitados el ministro de Justicia de la Nación, Germán Garavano , y los principales funcionarios del área del Gobierno como Pablo Clousellas, Nicolás Otamendi, Juan Mahiques y el asesor de Mauricio Macri, José Torello.

La presidenta de la Asociación de Magistrados, la jueza de la Cámara Comercial, María Lilia Gómez Alonso de Díaz Cordero, en un discurso medido y sin estridencias, defendió la resistencia que realizó el gremio de los jueces antes los intentos del Gobierno para que pagaran impuesto a las ganancias. Y se ganó aplausos de los presentes. Fueron tibios, pero fueron en aumento.

"Debimos encarar el tema del alcance interpretativo de las normas que fijaron el impuesto a las ganancias para los jueces, funcionarios y empleados con el fin de que no se afectaran los derechos de quienes transitaban la carrera judicial. E iniciamos las acciones legales cuando se concretaron los primeros descuentos sin que la ley hubiera sido reglamentada", dijo Gómez Alonso de Díaz Cordero.

Hoy el Gobierno logró que paguen ganancias los que se incorporan al Poder Judicial pero desde fuera de la Justicia. Y no lo hacen ni los jueces ni los secretarios que ascienden. Algo que para el Gobierno tiene gusto a poco y que para los jueces es una victoria.

Garavano lo no lo dejó pasar. Antes de encarar el salmón y el ojo de bife, tomó los micrófonos. Arrancó suave, agradeciendo y recordando cuando, siendo niño, correteaba por los pasillos del Palacio de Tribunales, con su padre, pero de inmediato planteó el tema. Dijo que las tensiones entre los poderes eran naturales y que por eso los jueces "no deberían entender como una agresión si el Poder Ejecutivo aprueba una ley de impuesto a las ganancias". El tono cordial y ameno de su voz, no ocultó lo que pareció una advertencia.

De inmediato, se levantó un murmullo entre los presentes que lo acompañó durante el resto de su discurso.

Ante las observaciones de Díaz Cordero sobre las vacantes de jueces, Garavano replicó con la cantidad de pliegos que se habían elevado al Senado y dijo que ayer mismo estuvo firmando otros. Comentó lo difícil que es decidir entre el que finalmente accede a la posibilidad de ser juez y el que queda afuera, pero de todos modos, alentó a aquellos que no fueron elegidos, a que sigan participando en los concursos.

Otra diferencia entre jueces y el Gobierno fue el proyecto de reforma del Consejo de la Magistratura. Díaz Cordero propuso un proyecto donde la presidencia del cuerpo quede en manos de la Corte. El Gobierno adoptó otro proyecto que no lo contempla.

Díaz Cordero no dejó fuera de su discurso al clima de violencia que se vivió esta semana. Y dijo que la paz se logra solo a través de la Justicia.

Garavano coincidió: La Argentina no puede caer en la violencia y la Justicia tiene un rol central para evitarlo", dijo.

El brindis de cierre corrió por cuenta de Carlos Rosenkrantz , nuevo juez de la Corte y el más cercano al Gobierno. Sostuvo que los jueces deben ser "absolutamente incorruptibles, absolutamente imparciales, absolutamente cuidadosos, respetuosos, y diligentes", se ganó aplausos. Y aseguró que el Poder Judicial es insustituible y que "la Argentina debe estar orgullosa de su poder Judicial".

NOTICIAS EN 1 MINUTO - 20 diciembre 2017

1:06
Video

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.