De los Sutherland a los Johnson: los secretos más íntimos de las dinastías de Hollywood

Don Johnson, Dakota Johnson, Tippi Hedren y Melanie Griffith
Don Johnson, Dakota Johnson, Tippi Hedren y Melanie Griffith Fuente: Archivo - Crédito: Gentileza The Hollywood Reporter
Una producción reunió a las familias más emblemáticas de la industria
(0)
20 de diciembre de 2017  • 17:35

En un informe de The Hollywood Reporter, diversas familias de artistas se reunieron para revelar todo lo que implica formar parte de una dinastía anclada en una industria plagada de altibajos. Desde los Kilmer, los Jones, los Poitier, hasta los Sutherland, los Kohan y los Ladd, todos redefinieron el concepto de "legado" desde sus propias experiencias y aquí repasamos sus principales testimonios.

*La familia Hedren-Griffith-Johnson, de las torturas de Alfred Hitchcock hasta 50 sombras de Grey

El puntapié de esta familia de artistas llegó en el año 1972 en el rodaje de la película The Harrad Experiment, en la que Don Johnson, quien por entonces tenía 20 años, tuvo la fortuna de trabajar junto a la gran Tippi Hedren, una de las musas de Alfred Hitchcock. En dicho film también hizo una participación la hija de Hedren, Melanie Griffith, quien cautivó de inmediato a Johnson y viceversa. "Estábamos en una escalera hablando y pensé que estaba frente al hombre más hermoso que había visto en mi vida", recordó Griffith, quien se casaría con el actor en 1989, para divorciarse en 1996. Dakota, hija de ambos, se mostró sorprendida por la anécdota. "Nunca me contaron esa historia", a lo que su madre respondió, entre risas: "sí, hay mucho que no te contamos".

La familia trabajó con directores de renombre como el mencionado Hitchcock (Hedren), Mike Nichols (Griffith), Sidney Lumet (Don) y David Fincher (Dakota). Hedren, la matriarca, se transformó en una de las rubias gélidas del maestro del suspenso con Los pájaros en 1963 y Marnie al año siguiente. Sin embargo, detrás de escena el clima estaba lejos de ser el ideal, dado que Hedren aseguró que el realizador la acosaba incansablemente. "A mí no me dejaba ir al set y un día me mandó una muñeca de mi mamá dentro de una caja. ¡Era un ataúd y yo tenía seis años!", reveló Griffith, quien añadió que aprendió de la experiencia de su madre para enseñarle a Dakota a ser una mujer fuerte. "Me inculcaron el respeto por mí misma, la gracia y la fortaleza", contó la actriz que alcanzó el éxito con la saga Cincuenta sombras de Grey.

Los Huston, entre el fracaso de la remake de Ben-Hur y el temperamento de Anjelica

Anjelica, Danny y Jack Huston
Anjelica, Danny y Jack Huston Fuente: Archivo - Crédito: Gentileza The Hollywood Reporter

Jack Huston, hijo del actor Tony Huston y sobrino de Anjelica, le contó a The Hollywood Reporter lo duro que fue ver cómo la remake de Ben-Hur que protagonizó se hundía en la taquilla. "Hice todo lo que pude, sangre, sudor y lágrimas. Pero la película está fuera de tus manos. Hacés una apuesta y a veces funciona, y otras veces no". Su tía, la enorme Anjelica, que tiene en sus créditos films como Crímenes y pecados y Los excéntricos Tenenbaum, salió en su defensa. "Es increíble lo que hiciste en ese film, además de que arriesgaste tu integridad física. Si veo que alguien de la familia está siendo criticado injustificadamente, me enojo mucho, sé lo difícil que es actuar en una película y que los estándares no sean los que esperabas".

En la entrevista, los Huston también destacaron que su lema es "la familia es lo primero", desde Jack, pasando por Danny ( a quien este año se lo pudo ver en Mujer maravilla ), hasta la propia Anjelica, ganadora del Oscar por su inolvidable interpretación en El orgullo de los Prizzi, donde trabajó con su padre John y su abuelo Walter. De hecho, el legado fue iniciado por Walter, quien también obtuvo un premio de la Academia por su rol en El tesoro de Sierra Madre (dirigida por su hijo); y continuó con John, director de culto de obras imprescindibles como Los muertos, El halcón maltés y La reina africana.

"En la biografía de Walter decía que a sus dieciséis años se tomó un tren a Nueva York y trabajó por muchos años a partir de ese deseo. Ese es el impulso de ser actor y creo que todos nosotros lo tenemos", expresó Jack.

Los Sutherland, renaciendo de las cenizas

Los Sutherland
Los Sutherland Fuente: Archivo - Crédito: Gentileza The Hollywood Reporter

Cuando Donald Sutherland estaba por filmar el film Max Dugan Returns, notó que en el guión había un papel sin líneas de diálogo para un adolescente. De manera inmediata, Sutherland pensó en su hijo Kiefer, quien por entonces tenía 16 años. El director Herbert Ross le hizo una prueba que resultó fallida y ese traspié motivó al actor de 24 a convertirse en intérprete. "Kiefer se enojó tanto, se sintió tan insultado, que eso le dio un puntapié. Lo único que quería era un trabajo decente para comprarse un traje", le contó Donald a THR. Al poco tiempo, su hijo renació de las cenizas, trabajó para conseguir el papel y lo logró. Ése fue el inicio de una carrera de más de 35 años, que incluye éxitos como The Lost Boys y Flatliners en cine y la mencionada 24 y Designated Survivor, en televisión. Asimismo, ambos coincidieron en pantalla por primera vez hace dos años en el western de 2015, Forsaken.

Trailer de Forsaken

03:22
Video

"Le voy a estar por siempre agradecido a mis padres por dejarme encontrar mi camino, siempre que quería hablar con ellos estaban ahí, pero nunca me forzaron a nada. En realidad, les decepcionaba que quisiera ser actor y a mí me pasó lo mismo con mi hija". De manera inevitable, la joven Sarah Sutherland se volcó a Hollywood y obtuvo un hilarante papel secundario en Veep como la hija de Catherine Meyer ( Julia Louis-Dreyfus). "Todos somos personas independientes, nunca nadie nos dijo qué teníamos que hacer", expresó Donald, y Kiefer no pudo evitar concordar. Por otro lado, de la entrevista también formaron parte otros hijos del patriarca, el agente Rossif Sutherland y el actor Roeg Sutherland.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?