Jorge Almirón no pudo ir a España, casi lo tienta Independiente y terminó en Colombia

El DT que llegó a la final de la Copa Libertadores con Lanús buscará el desquite en el torneo con Atlético Nacional; Chile también había pensado en él
Francisco Schiavo
(0)
21 de diciembre de 2017  

Almirón tendrá la segunda experiencia internacional: antes dirigió en México
Almirón tendrá la segunda experiencia internacional: antes dirigió en México

Si algo sabía Jorge Almirón ni bien tomó la decisión de dejar Lanús es que ofertas no iban a faltarle. El entrenador tenía la ilusión de irse a Europa. Mucho más después del acuerdo verbal con Las Palmas -tantas eran sus ganas que no le importaba luchar por la permanencia-, frustrado porque no tenía la experiencia requerida por la federación española de cinco años al frente de clubes de primera división. Ni bien quedó libre otra vez, Almirón sólo tuvo que elegir. Lo tentaron del seleccionado chileno. También algunos equipos sudamericanos. Y hasta Independiente, del que se había ido mal con la gente en 2014, se fijó en él cuando se intuía el portazo de Ariel Holan. Pero el DT se fijó en el aspecto deportivo y un poco menos en el económico. Algo lo movilizó. Un poderoso de Colombia, como Atlético Nacional; un proyecto ambicioso en el cual desarrollar su idea, y un desquite inminente en la Copa Libertadores, en la que se consagró subcampeón con los granates.

De hecho, Almirón estuvo anoche en el sorteo de la Copa Libertadores, en Asunción, y la semana próxima viajará a Medellín. El argentino hizo una muy buena evaluación del plantel de Atlético Nacional y, si bien lo consideró completo y competitivo, ya les avisó a los dirigentes la intención de contar con un futbolista que considera fundamental: Iván Marcone, de Lanús, al que también había mencionado en sus charlas con lso dirigentes de Las Palmas. De hecho, Almirón y Marcone tienen el mismo representante: Christian Bragarnik. Otros jugadores del gusto del técnico son el arquero Fernando Monetti y el marcador central Diego Braghieri.

"Es cierto que Jorge tenía la ilusión de probarse en Europa, pero Atlético Nacional lo sorprendió en todo sentido. Vio en el club la oportunidad para desarrollar el proyecto que más le gusta. Es un equipo poderoso, con mucho talento y posibilidades de reforzarse. Firmó para quedarse. No lo toma como un trampolín para lo que vendrá", le confió a la nacion una fuente cercana al DT.

Será la segunda experiencia internacional de Almirón, que ya dirigió en México, país en el que desarrolló la mayor parte de su carrera como futbolista. Como DT pasó por Dorados de Sinaloa, Veracruz, Correcaminos UAT y Tijuana.

El destino parece cruzar a los entrendores que fueron campeones en Lanús con Atlético Nacional. El club colombiano había apostado en 2009 por Ramón Cabrero, que en 2007 había ganado el primer título local con el conjunto argentino.

Con Almirón se subraya un fenómeno en el fútbol colombiano, cada vez más afecto a la contratación de entrenadores extranjeros. Con el ex Lanús ya son nueve. Su compatriota Miguel Ángel Russo acaba de consagrarse campeón con Millonarios. Diego Cagna acaba de firmar con Bucaramanga, y Néstor Craviotto y Juan Cruz Real se mantienen en Huila y en Alianza Petrolera, respectivamente. Los uruguayos son tres: Gerardo Pelusso (Deportivo Cali), Jorge Da Silva (América) y Gregorio Pérez (Independiente Santa Fe). Y completa el cuadro el español Ismael Rescaldo (Deportivo Independiente de Medellín).

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?