La reina Letizia "en solitario", enamoró a Senegal

Durante el tercer día, Letizia recicló este vestido de cóctel de Carolina Herrera, de la colección pre-fall 2015 que ya usó en dos oportunidades y tiene flores pintadas a mano en el frente. Lo acompañó con la cartera modelo Gabriel de Magrit. Crédito: Efe

Durante los cuatro días que duró su visita, de carácter humanitario, una multitud salió a la calle para conocerla y aplaudirla

21 de diciembre de 2017  • 01:47

Fue un viaje repleto de emoción y en gratitud a todos los que trabajan en favor de los más necesitados. La semana pasada, Letizia de España aterrizó en Dakar para conocer de cerca y apoyar los proyectos de cooperación que España tiene en Senegal relacionados con el desarrollo socioeconómico del país y con la defensa de los derechos de la mujer. Durante cuatro días, y con una multitud que la rodeó a su paso feliz de tenerla cerca, la mujer de Felipe VI cumplió una extensa agenda que incluyó, entre otras cosas, reuniones con los 84 cooperantes españoles que trabajan en una veintena de ONGs. “Mi labor es dar visibilidad a la cooperación”, aseguró. Este es el segundo viaje que emprende en solitario, continuando con la tradición que comenzó en 1997 su suegra, la reina Sofía, pionera a la hora de señalar con su presencia los lugares más desfavorecidos. “Es otra manera de ejercer mi papel institucional, de un modo más directo, más cercano y más genuino. Se están transformando vidas de personas de verdad”, resumió Letizia antes de volver a casa.

TEMAS EN ESTA NOTA