El tiempo entre bateas amigas

Gabriel Nesci
(0)
22 de diciembre de 2017  

En el otoño del 97, Tower se convirtió en mi segundo hogar. Esa mítica cadena de discos al fin desembarcaba en Buenos Aires. Internet recién aparecía en el horizonte, así que la única forma de aprender sobre artistas y sus discografías era a través de una minuciosa tarea arqueológica de exploración por las bateas. El ritual era tan fascinante que ahí mismo empecé a soñar con hacer, algún día, una película que plasme algo de esa experiencia. Por eso el clima del documental de Colin Hanks, hijo de Tom, se siente tan familiar. Ahí vemos al dueño de Tower, Russ Solomon, en un recorrido desde sus inicios en 1960 con su pequeño local de California, su meteórico ascenso y la abrupta caída a manos del MP3. Bruce Springsteen añora sus días de cliente, con esa "emoción de estar rodeado de música". Y hasta se ve el raid voraz por las góndolas de un joven Elton John acopiando discos. Una película nostálgica para recordar la sensación de salir con el trofeo en esa bolsa amarilla con letras rojas, y descubrir que afuera ya era de noche. Porque entre bateas, el tiempo transcurría más rápido.

El autor es guionista y director de cine

Producción Julia Montesoro

La última canción: ascenso y caída de Tower Records

Documental. Disponible en Netflix.

ADEMÁS

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.