Macri, sin jubilación anticipada

Diego Sehinkman
(0)
24 de diciembre de 2017  

La reforma previsional será antipática, mal comunicada y quizás el recorte debió haber empezado por sectores menos sensibles. Pero no tenga dudas, estimado lector: si el lunes no se aprobaba, el kirchnerismo y los sectores violentos de izquierda le iniciaban a Macri los trámites para su jubilación anticipada del poder. "No hace falta que completes los cuatro años, Mauricio. Con dos de aporte te retirás igual". La caritativa moratoria viene de lejos: en los últimos 90 años ningún gobierno no militar ni peronista terminó su mandato. Por eso la semana que pasó fue trascendental para la supervivencia de Cambiemos, que lucha contra un déficit más grave que el fiscal: el déficit de antecedentes. El rojo de los manuales de historia, que no registran finales felices para estos gobiernos. Hasta ahora.

El argumento para justificar el vandalismo se repite desde hace años: que la violencia de arriba engendra la de abajo. Pasan los días y ningún dirigente importante del kirchnerismo o la izquierda condena los destrozos. La diputada del FPV, Mayra Mendoza, tuiteó: "Violencia sos vos @mauriciomacri. Violentás son tus decisiones de ajuste a los jubilados, a los que menos tienen y más necesitan! Violencia es mentir! Es enfrentar al pueblo! Violento es tu gobierno! Violencia es atentar contra la vida! Un país no es una empresa, reflexioná". Más lejos fue Leopoldo Moreau, cuando opinó sobre la golpiza que recibió el periodista de TN Julio Bazán. "Por supuesto que soy solidario con Bazán, pero Bazán también es víctima de la violencia institucional que significa que su medio de comunicación fue uno de los que más alimentó durante años, con sus zócalos, esas manifestaciones en las calles que fueron generando un clima político de confrontación. No sólo fue víctima de un grupo de inadaptados, ha sido víctima del grupo donde trabaja." Otra vez el FPV y su respuesta en espejo: "Seremos corruptos, pero Panamá Papers. Seremos violentos, pero Macri o Clarín".

La intolerancia es transversal: días atrás el diputado de Cambiemos, Eduardo Amadeo, había justificado la agresión de las fuerzas de seguridad contra Mayra Mendoza. Este jueves Amadeo pidió tardías disculpas por sus dichos. También tardíamente el Gobierno empezó a hacer su parte del esfuerzo en el ajuste: está reduciendo un 20% los gastos en los ministerios. Hay secretarías enteras que serán cortadas como ramas del tronco principal del organigrama. La dolorosa poda está en marcha. ¿Es representativo el gasto que se ahorrará? Cuantitativamente, quizá no. Pero es cualitativamente fundamental. Le otorga al Gobierno cierta autoridad moral que no tuvo cuando nombró a parientes de ministros durante la misma semana de los aumentos del gas, la luz y las prepagas.

Falta una semana para que termine diciembre, el mes maldito. "El panorama viene muy feo y en estos días se va a profundizar", advirtió Juan Grabois, dirigente social muy cercano al papa Francisco. ¿Por qué pasa siempre en diciembre? Grabois ensaya una respuesta: "La violencia es por la frustración de fin de año, cuando se exacerba el consumo y los que están fuera de ello tienen bronca".

Frustración, bronca y violencia se incuban, sobre todo, en el Conurbano. Por eso vayamos a los efectos de la ley de reforma jubilatoria. La principal beneficiaria es María Eugenia Vidal porque recibirá 40 mil millones de pesos que podrá usar para obras y asistencia. Un bypass coronario que irriga de fondos la Provincia, el corazón de la gobernabilidad y, por lo tanto, el corazón del poder y la sobrevida política. Acaso así se entienda el riesgo que decidió correr el Gobierno con semejante intervención quirúrgica. Le salió bien.

Pero despidamos el año moviendo las cabezas. Ingrid Grudke, la modelo que se hizo famosa desfilando con Giordano, ensayó una curiosa defensa de su pareja, Cristóbal López: "Nadie es santo en este país". En vez de platinarlo, lo oscureció. Justo ahora que tiene una pasada importante en el desfile de Comodoro Py.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.