Raúl estira dos meses la permanencia de la dinastía Castro al frente de Cuba

Una disposición del Parlamento prolongó la fecha de recambio de autoridades
(0)
22 de diciembre de 2017  

LA HABANA.- El Parlamento cubano decidió extender su actual mandato dos meses, hasta abril de 2018, un fuerte indicio de que también se retrasaría la salida del presidente Raúl Castro del poder prevista para febrero, demorando todavía más el prometido "cambio generacional" que anunció el líder comunista de 86 años.

La Asamblea Nacional del Poder Popular (ANPP), el Parlamento unicameral, aprobó extender su mandato hasta el próximo 19 de abril, cuando será elegido el líder de la Legislatura y los miembros del Consejo de Estado. Según se informó hasta ahora, Castro, presidente del Consejo de Estado, debería ceder el gobierno precisamente cuando concluya la Legislatura.

"La Comisión de Asuntos Constitucionales y Jurídicos propone extender el mandato de las Asambleas provinciales hasta el 25 de marzo de 2018, y el de la Asamblea Nacional hasta el 19 de abril de 2018, cuando debe iniciar su gestión la Asamblea Nacional que resulte electa por el pueblo", dijo José Luis Toledo, presidente de la Comisión de Asuntos Constitucionales del Parlamento.

La decisión fue tomada por "la situación excepcional" que provocó el paso del huracán Irma en septiembre pasado, que dejó diez muertos y daños millonarios.

El artículo 72 de la Constitución permite extender la Legislatura "en caso de guerra o a virtud de otras circunstancias excepcionales que impidan la celebración normal de las elecciones y mientras subsistan tales circunstancias".

En Cuba, los fuertes vientos de Irma dañaron más de 150.000 viviendas. Las imágenes más impactantes se dieron en el tradicional paseo marítimo de La Habana, el Malecón, donde el mar penetró más de 500 metros inundando las calles a su paso.

El cronograma para la elección del futuro presidente cubano comenzó en noviembre con las votaciones para elegir los concejales. Las elecciones municipales tuvieron que celebrarse en octubre, pero Irma provocó el aplazamiento. De entre los delegados municipales elegidos saldrán parte de los candidatos a diputados de la Asamblea Nacional, que es la que elige al presidente de Cuba.

Cuando se produzca el relevo será la primera vez en más de medio siglo que la isla no esté gobernada por uno de los hermanos Castro. La generación que hizo la revolución quedaría relevada por otra que nació después de la toma de poder en 1959.

Sin ninguna transformación a la vista del sistema comunista de partido único, el cambio generacional podría dar sin embargo impulso al plan nacional de apertura al mercado. Pero siempre bajo la mirada de Castro, que seguirá como primer secretario del Partido Comunista, el máximo órgano de decisión del país, hasta el año 2021.

Hasta el momento no hay candidato anunciado a la sucesión, pero todos los pronósticos apuntan al actual vicepresidente primero, Miguel Díaz-Canel, un dirigente de 57 años y por primera vez ajeno al protagonismo revolucionario.

La extensión legislativa también le dará al gobierno un margen adicional para controlar los detalles de la sucesión en un escenario complejo. Las relaciones con Estados Unidos empeoraron desde que Donald Trump llegó a la presidencia y Venezuela, principal sostén económico de Cuba en los últimos 15 años, atraviesa una profunda crisis que pone en cuestión la permanencia del régimen chavista.

Agencias AP, ANSA y DPA

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.