Natalia Oreiro vende su chacra en Carmelo por 800 mil dólares

En noviembre de 2014, Oreiro y su pareja, Ricardo Mollo, pusieron en venta su casa, en el corazón de Palermo
En noviembre de 2014, Oreiro y su pareja, Ricardo Mollo, pusieron en venta su casa, en el corazón de Palermo Fuente: HOLA
La actriz y empresaria quiere deshacerse de "La Lechuza", una centenaria propiedad en la localidad uruguaya, que fue remodelada en 2010
(0)
22 de diciembre de 2017  • 16:23

Hay un cartel de “SE VENDE” frente a la tranquera. La descripción, en el sitio de la inmobiliaria detalla: “Es una excelente chacra de 14 ½ hectáreas ubicada en Carmelo, Uruguay. La casa principal es de 350 metros cuadrados; y fue construida en 1909 y ampliada y reciclada en 2010. Cuenta con un amplio living, comedor, cocina, tres dormitorios en suite y galería. Gran piscina de 100 metros con agua salada climatizada; vestidor, baño; sala de máquinas, casa para caseros de 60 metros cuadrados con galería; dos galpones; uno de ellos con hogar y jardín de invierno en hierro y vidrio repartido, único; parrilla y horno de barro; fogón en desnivel con adoquines y mesadas en madera. Cuenta con tanque australiano conectado para el riego de olivos y demás plantaciones, y dos pozos de agua para bomba”.

El aviso habla también de la vegetación, de treinta olivos de doscientos años, palmeras, plátanos y manzanos. Y cuenta que en los últimos cinco años (gestión de Natalia Oreiro y Ricardo Mollo ) se plantaron mas de tres mil árboles, entre los que hay varios frutales: manzanos, cerezos, perales, duraznos, higueras, ciruelos y parras. ¿Cuánto piden? El valor, publicado en la página de la inmobiliaria, es de ochocientos mil dólares.

Fuente: HOLA

Fuente: HOLA

Fuente: HOLA

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.