Cinco tips para invertir en criptoactivos

Fuente: Archivo
Nicolás Litvinoff
(0)
26 de diciembre de 2017  • 21:30

Extremadamente volátiles, con el bitcoin como proa de un barco que divide aguas entre economistas y analistas financieros, los criptoactivos llegaron para quedarse.

En consecuencia, en esta columna repasaremos los cinco pasos que se deben cumplir a la hora de invertir en criptoactivos, siempre pensando en un horizonte de inversión superior a los tres años.

Tip 1: Entender qué es un criptomercado

Todos hablan del bitcoin, pero lo cierto es que esta criptomoneda -más parecida al oro que al dinero por sus cualidades- representa menos de la mitad de un mercado que ya vale más de 500.000 millones de dólares.

En ese mercado operan criptoactivos de naturaleza variada. Hay desde plataformas descentralizadas (etherium, neo) hasta monedas sin desglose de información llamadas private currency (monero, dash, zcash), pasando por monedas como IOTA, utilizada en la denominada "Internet de las cosas" (la interconexión a través de la web de los objetos que nos rodean) y plataformas de pago interbancarias (Ripple, Stellar Lumens).

Básicamente, estamos hablando de nuevas tecnologías que revolucionarán nuestras vidas, aunque probablemente no todas logren formar parte del cambio de paradigma.

Comprender qué es un criptomercado nos permite llegar a una conclusión clave como inversores: No importan las variaciones de precio de corto plazo de este tipo de activos sino su utilidad a futuro. Si tienen valor intrínseco, sobrevivirán a cualquier derrumbe generalizado. Caerán, pero luego se recuperarán, como pasó con Amazon y muchas otras compañías tras el estallido de la burbuja de Internet en los ´90.

Tip 2: No sobreponderarse

Cuando hablamos del futuro, sabemos que hay riesgo, y cuando hablamos de tecnologías potencialmente disruptivas, ese nivel de riesgo se multiplica.

Por más que confiemos ciegamente en los nuevos vehículos de inversión, destinarles más de un 10% de nuestro patrimonio puede costarnos, como mínimo, muchas horas de sueño. Más de un tenedor de criptomonedas vivió así la última semana, plagada de caídas vertiginosas.

Así como en un futuro es muy probable que los inversores institucionales incluyan criptoactivos en sus portafolios, donde activos digitales convivirán con acciones, bonos y monedas duras, los inversores minoristas deberíamos hacer lo mismo y armar carteras diversificadas. No es conveniente jugarse la vida en una sola inversión.

Tip 3: Usar los exchange descentralizados para diversificar

Aquí seguimos hablando de criptoactivos, no solo de bitcoins.

La manera más práctica de comprar etherium, zcash, ripple y otros desde Argentina es adquirir primero los bitcoins y luego, con ellos, comprar el criptoactivo. ¿Cómo? Utilizando exchanges descentralizados como Shapeshift o Binance, que funcionan de manera muy simple: mientras que en Shapeship, sin necesidad de registrarnos, enviamos la cantidad de bitcoins deseada a la dirección que nos indican y, como contrapartida, nos mandan el criptoactivo solicitado a la dirección que les indiquemos siempre teniendo en cuenta la tasa de cambio entre ambos vigente en el mercado en ese momento, en Binance hay que registrase solamente con una dirección de correo electrónico. Eso nos permite mantener criptoactivos en el mismo exchange.

Previamente, debemos crear una wallet (billetera virtual, la veremos más adelante) del criptoactivo que queremos comprar (por ejemplo, etherium) para poder indicar una dirección de recepción. De esta manera, podemos diseñar un portafolio diversificado de criptoactivos sin forzarnos a acertar cuál será el próximo en volar.

Por último, cabe aclarar que los más importantes exchange locales donde se pueden comprar bitcoins, como Bitex y Xapo, no permiten la adquisición de otros criptoactivos.

Tip 4: Almacenar los criptoactivos en una hardware wallet

Dado el "estado del arte" actual, lo más conveniente en términos de seguridad es custodiar nosotros mismos los criptoactivos. Esto puede hacerse adquiriendo dispositivos externos y confiables de almacenamiento conocidos como hardware wallet.

Nano Ledger S y Trezor son dispositivos externos que se conectan a la computadora por cable USB y permiten que los criptoactivos no estén almacenados en nuestra PC o smarphone sino en el dispositivo, que además cuenta con un backup físico de 24 palabras que debe escribirse y guardarse bien para el caso de que el Nano o Trezor se rompa o pierda.

A su vez, estos dispositivos nos permiten crear distintas wallets, aunque no para todos los criptoactivos existentes sino solo para los más conocidos.

Dado que para transferir hay que presionar un botón que el dispositivo trae, podemos estar tranquilos que ningún hacker, por más que ingrese remotamente a nuestra computadora, puede robarnos nuestras posiciones porque nunca podría físicamente apretar ese botón.

De alguna manera, estos nuevos dispositivos tecnológicos son una caja de seguridad 7x24.

Tip 5: Hacer rebalanceos semestrales

Que invirtamos pensando el largo plazo no quiere decir que debamos comprar los criptoactivos y olvidarnos que los tenemos hasta que se cumpla el período estipulado en nuestras mentes.

La realidad cambia de manera muy veloz en los nuevos mercados, por lo que debemos mantenernos al tanto de lo que sucede leyendo noticias en sitios especializados y acudiendo a charlas y seminarios.

Cada 6 meses se recomienda hacer un rebalanceo del portafolio. Esto no significa necesariamente vender unos criptoactivos para comprar otros si las perspectivas no se modificaron. Implica simplemente estar atentos a posibles cambios de escenario que planteen la necesidad de realizar ajustes.

Conclusión

Habrá notado el lector que invertir en el criptomercado no es tan sencillo como hacerlo en la Bolsa, donde abrimos una cuenta comitente y operamos por homebanking o le decimos a nuestro ejecutivo de cuenta qué es lo que queremos comprar o vender, sin preocuparnos por nada más.

Claramente, este tipo de inversión demanda más trabajo pero también ofrece mejores recompensas. Sobre todo, pensando en los tiempos en que los criptactivos se conviertan en tendencia o mainstream.

Las recomendaciones aquí vertidas representan una buena hoja de ruta para quienes deseen iniciar el camino de los criptoactivos o tengan la voluntad de operar con mayor rigor para beneficio personal.

"Cuando se trata de nuevas tecnologías, nunca seas el primero en invertir, ni el último". Se trata de una sabia afirmación que refiere a operaciones muy riesgosas, como la de quien cree que hay oportunidad, por ejemplo, en un criptoactivo nuevo simplemente porque se negocia a pocos centavos por unidad, y la de quien compra otro criptoactivo con la esperanza de venderlo mucho más cara sin comprender su mayor o menor valor intrínseco.

Actualmente, podemos encontrarnos en un momento óptimo para analizar esta nueva modalidad de inversión. Con objetividad y recaudos, por supuesto.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.