0

Caminantes

Víctor Hugo Ghitta
0
26 de diciembre de 2017  

Fuente: Reuters - Crédito: Susan Vera

Es una imagen borgeanamente circular. Cualquier argentino que la observe (cualquier buen lector universal también) pensará inicialmente en Borges. La figura de la izquierda es la de un hombre bajo, cuya indumentaria refiere a un mundo clásico, y desde luego está el bastón. Borges aparece también en aquello que nos es desconocido: acaso estemos ante dos caminantes que se detienen durante un paseo por una ciudad cuyo nombre en principio ignoramos. Sabemos, sí, que Borges amaba caminar por Buenos Aires: muchos de sus cuentos y poemas nacieron en la contemplación de sus calles y sus gentes, y luego, cuando quedó ciego, en su evocación. Pero todo esto no es más que un capricho: los paseantes están en el Parque del Retiro, Madrid. Ciudad en la que vivió brevemente el escritor (1919-1921) antes de residir en otras europeas, aunque siempre soñara con volver a Buenos Aires, que fue su patria, como Lisboa lo fue de Pessoa y Dublin, de Joyce.

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.