El Gobierno planea bajar el gasto público del 40% al 32% del PBI hasta 2023

El viceministro de Hacienda, Sebastián Galiani
El viceministro de Hacienda, Sebastián Galiani Fuente: Archivo
El gasto subió 17 puntos desde 2002, por aumento de los salarios y de los subsidios a las tarifas, pero no de la inversión pública, según los datos de Hacienda
Martín Kanenguiser
(0)
26 de diciembre de 2017  • 11:49

El Gobierno planea bajar el gasto primario consolidado del 42,2% en 2016 al 32,6% en 2023 luego de que creciera 17 puntos desde la crisis del 2001-2002.

Así lo explicó el viceministro de Hacienda, Sebastián Galiani, quien detalló que desde aquella crisis prácticamente se sumó otro Estado a la economía argentina, sin la correspondiente mejora en las prestaciones a los contribuyentes.

Con el nivel actual, el gasto supera al de todos los países de la región y se ubica 8 puntos por encima del nivel adecuado para el nivel de PBI per capita de la Argentina.

El nivel de gasto público consolidado -Nación, provincias y municipios- era del 23,3% en 1993 y del 25,6% en 2001; en 2002, bajó tres puntos porcentuales por el fuerte ajuste fiscal implementado en el gobierno de Eduardo Duhalde y subió hasta 26% en 2007 cuando Néstor Kirchner dejó el gobierno; en el 2011, al final del primer mandato de Cristina Kirchner, llegó a 34,9% y, al concluir el segundo, en 2015, a 42,2%. En 2016 se mantuvo en el mismo nivel y este año se redujo a 40,4 por ciento.

El gasto público alcanza el 40% del PBI
El gasto público alcanza el 40% del PBI Fuente: LA NACION

En su presentación en "Foco Económico", Galiani detalló que el incremento del gasto se concentró en tres rubros: salarios públicos (4,8% del PBI desde 1998), beneficios previsionales (4,7%) y transferencias a privados (5%), principalmente por la vía de los subsidios a las tarifas de los servicios públicos (3,6%).

En cambio, casi no creció la inversión pública: apenas 1,4 por ciento desde 1998.

Frente a las acusaciones de la oposición de que se está llevando adelante un ajuste regresivo para la población, en realidad no se redujo el gasto social ni la masa salarial, sino los subsidios a las tarifas. Los salarios y las universidades mantuvieron una participación del 16% en 2015, 2016 y 2017; las prestaciones sociales y el PAMI pasaron del 47% al 53%; los subsidios pasaron del 15 al 9 por ciento.

Hacia adelante, con la ley de responsabilidad fiscal firmada por el gobierno y las provincias, la intención del Gobierno es reducir el nivel del gasto al 37,4% en 2019, 34,9% en 2021 y 32,4% en 2023.

Galiani, quien elaboró este paper con Santiago Afonso -su jefe de asesores- dijo que "este es un desafío muy importante para el país; de lograrlo, por primera vez en nuestra historia, superaríamos un proceso populista sin crisis económica ni política. No solo ello, sino que, para lograrlo, necesitamos crecer al tiempo que reducimos el peso del estado en la economía significativamente; esto requiere también mejorar significativamente la eficiencia del Estado".

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?