Cold Brew: cómo se prepara el café frío que es tendencia en este verano

Crédito: Gentileza prensa
Funciona como un energizante natural y no contiene aditivos. De sabor suave y refrescante ya se posiciona como el hit perfecto para la época de calor.
(0)
31 de diciembre de 2017  • 00:20

Desde hace tiempo, las cafeterías saben cómo ganarle a la temporada de calor. Los capuchinos fríos saborizados y cafés helados están a la orden del día cuando las temperaturas comienzan a elevarse. Sin embargo, el Cold Brew es otra historia; se presenta como la opción más refrescante, dulce y energizante, totalmente natural que mantiene todas las propiedades del café.

En la preparación de esta bebida entran en juego tres variables fundamentales: la temperatura del agua, el tiempo de infusión y la calidad del grano de café. “El Cold Brew es tendencia a nivel mundial, es furor en el exterior y lo trajimos a la Argentina para que el amante del café pueda disfrutar esta increíble bebida durante el verano. Es una infusión que puede realizarse en forma casera y permite preparar infinidad de tragos, inclusive con alcohol”, aclara Ma. Lucila Cabello, Gerente de Marketing de Café Martinez.

La gran diferencia entre el Cold Brew y los métodos tradicionales para preparar el café es que se utiliza agua a temperatura ambiente en lugar de la tradicional agua caliente. El café molido se infusiona por más de 20 horas para hacer un concentrado que puede ser diluido con agua y servido con hielo. Esto lo diferencia de un café caliente enfriado con hielo.

“Es una bebida que, al no poseer ni aditivos ni conservantes, se convierte en un energizante natural. Esto se logra gracias a su método de preparación: teniendo en cuenta que la cafeína nace a mayor contacto con el agua. El café se macera con agua fría durante 24hs sin pasar por ninguna temperatura, de esta forma no quema ningún tipo de aceite. Esto da un sabor equilibrado con lo cual se aprovecha al máximo las propiedades del producto y despierta los aromas naturales del café”, explica Ariel Schegvitz Barista experta.

La infusión HIT del verano, no sólo se presenta en su versión clásica, realizada sólo con café y hielo, también existe en su versión Latte y Caramel Latte: dos cafés intensos y dulces, con leche y caramelo.

El café preparado en frío conserva todas las notas del café y, sobre todo, es la bebida perfecta para que los más exigentes puedan disfrutar de una infusión refrescante que responde a las demandas de aromas y sabores. De esta forma, el Cold Brew se consagra como la versión más deliciosa del café frío y la opción ideal para los días de verano.

¿Qué te parece esta preparación? Más notas: 4 recetas con sello italiano y Ruby: el chocolate rosa que promete conquistar todos los paladares

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.